Salesianos en la presentación de los V Premios Nacionales de Aprendizaje Servicio 2019

Los proyectos podrán presentarse desde el martes, 12 de marzo, hasta el próximo 15 de septiembre, a través de la web de los Premios Aprendizaje-Servicio, www.aprendizajeservicio.com. La editorial EDEBÉ es una de las entidades organizadoras.

En total, hay 23 premios para reconocer iniciativas en ámbitos como el medio ambiente, la equidad de género, la inclusión, la promoción de hábitos saludables y la prevención de la obesidad, la solidaridad, los derechos humanos y las personas mayores, y el fomento del empoderamiento juvenil y el fomento de la lectura, entre otros Los premios se entregarán el viernes 13 de diciembre de 2019 en el marco del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje-Servicio, que tendrá lugar en Pamplona.

En la última edición este certamen sumo la participación de más de 45.000 alumnos con 302 proyectos distintos y de entre ellos resultó premiado Salesianos Pamplona en el ámbito de Formación Profesional, solidaridad y derechos humanos con su proyecto: Comunicación y TEA, construyendo puentes.

El Ayuntamiento de Pamplona acogía el lanzamiento de los premios nacionales de Aprendizaje Servicio 2019, una convocatoria que busca distinguir a escolares de centros educativos de todo el país por sus proyectos en beneficio de la comunidad.

Pamplona fue elegida sede del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje Servicio de este año 2019 por sus iniciativas pioneras en esta metodología educativa, 4 centros navarros fueron premiados en la edición de 2018. La Red nacional y la Red Navarra de aprendizaje Servicios se han congratulado de que la Comunidad foral haya pasado de 3 proyectos presentados en 2017 a la convocatoria estatal a 15 presentados en la edición de 2018, en la que, además, cuatro de ellos fueron reconocidos con un galardón. En concreto, de los 302 proyectos de toda España que concurrieron a la edición de 2018, 15 de ellos fueron presentados desde Navarra, lo que representa el 5% del total.

La concejala delegada de Cultura y Educación, Maider Beloki, y la fundadora de la Red Española de Aprendizaje Servicio, Roser Batle, presentaron el 12 de marzo, en rueda de prensa, los premios nacionales, junto con el director general de Educo, Josep M. Faura, y el director de instituciones educativas de Edebé, José Antonio Celada, empresas ambas que lideran la convocatoria de los galardones, Juan Carlos Esquiroz, de CaixaBank en Navarra, en representación de los patrocinadores.

José Antonio Celada, de EDEBÉ destacaba: “con el aprendizaje servicio se trabajan cuatro competencias claves de la escuela del siglo XXI: la creatividad, el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo y la comunicación, que contribuyen a construir ciudadanía”.

Se trata de distinguir proyectos realizados con esta metodología educativa, que persigue combinar procesos de aprendizaje y de servicio en un solo proyecto, siempre con el objetivo de que su beneficio redunde en la comunidad en la que se desarrolla. Esta es la V edición de los premios, que desde su primera convocatoria ha doblado el número de proyectos presentados.

Puede seguir completa la rueda de prensa en la que, además de los representantes de las entidades organizadoras participaron los protagonistas de dos de los proyectos premiados de Navarra: de Salesianos Pamplona y de Claret-Larraona

Convocatoria nacional 2019

Podrán participar en la convocatoria de los Premios Aprendizaje-Servicio 2019 todos los centros educativos del país públicos, concertados o privados, de los niveles de Infantil-Primaria, ESO-Bachillerato y Formación Profesional que estén desarrollando prácticas de Aprendizaje-Servicio. También pueden participar las entidades sociales que estén desarrollando prácticas de Aprendizaje-Servicio en cualquiera de las comunidades autónomas.

Existen dos modalidades para participar: con un proyecto de grupo o clase o con un proyecto de todo el centro educativo o entidad social, en todo caso, que finalicen este curso 2018-2019.

Independientemente del nivel educativo y del tema del proyecto, el jurado valorará especialmente la estrecha vinculación entre los aprendizajes y el servicio realizado; la autenticidad y relevancia de la necesidad social que atienden los niños, niñas y jóvenes a través del servicio; y su participación muy activa a lo largo de todo el proyecto: en la investigación de necesidades, el diseño del proyecto, su realización y la evaluación final.  También se valorará el trabajo en red entre centros educativos y entidades sociales —y sus personas destinatarias— del territorio, para llevar a cabo el proyecto con enfoque comunitario y de reciprocidad; el enfoque de justicia social y derechos humanos, reforzando la reflexión y el pensamiento crítico en el alumnado; y los proyectos impulsados por población en riesgo de exclusión social.

Otros aspectos que serán tenidos en cuenta son la envergadura del proyecto atendiendo a la cantidad de niñas, niños y jóvenes implicados, la cantidad de personas destinatarias del servicio y la duración del proyecto; el servicio desarrollado fuera del centro educativo o entidad social, con un impacto visible en el entorno y sensibilización/concienciación social de la comunidad acerca del problema tratado; la sostenibilidad del proyecto y continuidad del compromiso; y la visibilidad del concepto Aprendizaje-Servicio en cuanto que propuesta educativa.

Los proyectos podrán presentarse desde hoy martes 12 de marzo hasta el próximo 15 de septiembre, a través de la web de los Premios Aprendizaje-Servicio, www.aprendizajeservicio.com. En total, hay 23 premios para reconocer iniciativas en ámbitos como el medio ambiente, la equidad de género, la inclusión, la promoción de hábitos saludables y la prevención de la obesidad, la solidaridad, los derechos humanos y las personas mayores, y el fomento del empoderamiento juvenil y el fomento de la lectura, entre otros Los premios se entregarán el viernes 13 de diciembre de 2019 en el marco del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje-Servicio, que tendrá lugar en Pamplona.

Aprender haciendo servicios a la comunidad

El aprendizaje-servicio o aprendizaje y servicio solidario es una metodología de trabajo didáctico que integra el servicio a la comunidad en la que se encuentra enraizado el centro educativo con el aprendizaje de contenidos curriculares, habilidades, competencias y valores por parte del alumnado. Aúna así la intencionalidad pedagógica con la solidaria, haciendo al alumnado partícipe de su aprendizaje y responsable socialmente.

Esta propuesta educativa se desarrolla en un mismo y único proyecto, en el que los participantes motivados hacia determinada problemática que han conocido o detectado actúan sobre el entorno con intención de mejorarlo. La interacción entre el aprendizaje curricular y el servicio a la comunidad intensifica los efectos de ambos. Por un lado, el aprendizaje mejora el servicio a la comunidad, que gana en calidad de vida y en equidad, y, por el otro, el servicio da sentido al aprendizaje, al permitir que se transfiera a la realidad en forma de acción.

Así, las experiencias de aprendizaje-servicio permiten a niños y niñas, adolescentes y jóvenes aplicar sus saberes al servicio de las necesidades de su comunidad. Simultáneamente, esta acción solidaria en contextos reales les permite aprender nuevos conocimientos y desarrollar saberes para la vida, el trabajo y la participación ciudadana. Este tipo de experiencias permiten, en definitiva, realizar una contribución concreta y evaluable a la vida de una comunidad, y también mejorar la calidad e inclusividad de la oferta educativa formal y no formal.

Una propuesta educativa muy salesiana

José Antonio Celada, director de instituciones educativas de EDEBÉ ampliaba para salesianos.info las razones por las que la editorial salesiana forma parte de esta Iniciativa de Aprendizaje y Servicios (ApS): “la misión de EDEBÉ es educativa y pastoral. Arranca en el año 1888 con la publicación de un libro de Don Bosco, El joven instruído, y desde ese momento la editorial ha intentado contribuir con sus publicaciones, servicios y metodologías que propone enfocándolo al proceso de crecimiento y educación de los niños y jóvenes “ y añadía, “dentro de todo esto el ApS aportaba mucho valor a esta propuesta que tenemos nosotros los salesianos a esta idea de educación, de construcción de la persona además de formar parte de la innovación metodológica que se está implantando en la escuela del siglo XXI”.

A la pregunta de qué aporta EDEBÉ a este certamen y viceversa, José Antonio cuenta: “aportamos buena parte de la infraestructura que requiera la organización de los premios, la difusión, en todo tipo de centros escolares, de esta metodología con jornadas formativas, con propuestas editoriales, y como consecuencia se está dando un incremento de participación en estos premios, el trabajo con otros agentes sociales y educativos”.

En su intervención valora que la editorial cree en el ApS como una metodología muy importante para el cambio y por eso “la difundimos por los diversos medios e incluso la incluimos en nuestros libros y servicios, contribuyendo a proponer nuevas ofertas editoriales, saliendo del marco estricto del aula, abrir la escuela al mundo. Desde la misión de nuestra editorial que es educar evangelizando y evangelizar educando, encaja totalmente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.