Carboneras

Pisábamos la escarcha, las aceras heladas, la grafía fosilizada de la hierba. Camino de Salesianos Atocha. Aquella noche no sé qué brigada de la policía se había llevado detenido a un joven tendero. Estamos en 1951. “¿Por qué se lo llevaron?”, pregunté a Pepe Rincón, que vivía en la casa de enfrente. Miró hacia los…