Evasio Savio

Fraguado en la fortaleza Era yo la herrería de Castelnuovo. Me regentaba Evasio Savio: excelente herrero, buena persona y mejor cristiano. Mi dueño era un hombre trabajador. El ruido del martillo golpeando mi yunque no cesaba en todo el día. Atendía a sus convecinos. Entregaba los trabajos con puntualidad. Forjaba azadones, hoces, picos y rejas…

José J. Gómez PalaciosCategories Blogs, Las cosas de Don BoscoPosted on 1Tags , , , , ,