Garbanzos

Verdugo penitencial Mamá Margarita nos conservaba en el rincón más fresco y seco de la despensa. Permanecí encerrado en un saco durante varias semanas. Compartí horas de aburrimiento junto a multitud de hermanos míos. Ansiábamos convertirnos en alimento para los chicos del Oratorio. Como buenos garbanzos, estábamos orgullosos de nuestra redonda fortaleza. Por eso nos…

José J. Gómez PalaciosCategorías Blogs, Las cosas de Don BoscoPublicado el 1Etiquetas , , , , ,