Lectores

Tenemos que reconocer que parecemos robots. Hacemos todo mecánicamente. No nos damos cuenta de lo que hacemos, decimos o escuchamos. Nos pasa incluso en esos momentos que se supone que queremos vivir profundamente y como experiencias de encuentro con Dios: oraciones mecánicas, palabras repetidas sin darnos cuenta de lo que decimos, misas con la mente…

Abel DomínguezCategories Aprendiendo a vivir, BlogsPosted on Tags , , , , ,