procès

Los niños necesitan certezas. Los mayores necesitamos certezas.             Me gustan esos hombres en los que destacan las orejas (reales o figuradas), que tienen cara de escuchar y de creer en la potencia genésica de las palabras.             Las palabras. Nos hemos habituado a denostar los discursos, las conferencias, las homilías, las clases, cuando el…