San Ignacio

Amigo Javier, las lenguas no pesan. La lengua materna no pesa. Por su propia naturaleza se enroca en la profunda caverna del ser, del sentido. Escucha la fuente que mana y corre, el cóndor en la nieve que es amor.             Cada lengua, única e irrepetible, sabe a vida eterna.             Cada lengua materna es…