Vezzolano

Transformando cicatrices Retumbaba la voz temible y descomunal de los truenos. Zigzagueaban los relámpagos en el horizonte. El viento de la tormenta se enseñoreó del paisaje… Y de pronto, un rayo fatídico hendió mi tronco como un hachazo de fuego. Abrasó mis entrañas. Luego me sumergí en esa oscuridad densa que sobreviene tras fulgor que…

José J. Gómez PalaciosCategorías Blogs, Las cosas de Don BoscoPublicado el Etiquetas , , , , , , , , ,