viñedos

Defendiendo la herencia Por aquellos años era yo una humilde viña. Crecía en la ladera sur de una colina de la aldea de I Becchi. Era la herencia que Francisco había dejado al morir a su esposa Margarita y a sus tres hijos. Mi dueña me cultivaba con esmero. Sus labores eran como caricias prodigadas…

José J. Gómez PalaciosCategories Blogs, Las cosas de Don BoscoPosted on Tags , , , ,