Mozambique: Tras el paso el ciclón «Idai», la Familia Salesiana se vuelca en la ayuda

Los Salesianos y Salesianas se coordinan con la iglesia diocesana y congregaciones religiosas del país para ofrecer su ayuda tanto humanitaria como económica.

A muchos recuerda esta catástrofe humanitaria a lo sucedido en el año 2000 con el río Limpopo. Entonces el agua provocó más daños que tres décadas de guerra civil.

Casi dos millones de personas se han visto afectadas por el paso del ciclón Idai en Mozambique, Zimbabwe y Malawi, según advierten desde organismos internacionales. De los tres países el más afectado por el ciclón es Mozambique con más de 300 personas fallecidas y miles de desaparecidos. De hecho, las autoridades estiman que habrá más de mil fallecidos. La ciudad de Beira es la más afectada con un 90% de sus edificios destruidos o dañados y su población se encuentra desplazadas.

Ayuda coordinada

Varias organizaciones locales en colaboración con sus delegaciones internacionales están trabajando para ayudar a las personas y familias afectadas por el ciclón y sus consecuencias. Nos informan desde Cáritas España que en su delegación de Mozambique se está haciendo un análisis de los daños y se han comenzado con las acciones de primera necesidad como evacuación, alojamiento, asistencia psicosocial y acciones de monitoreo. De la misma forma están trabajando otras ONG’s e Instituciones como son Cruz Roja Internacional, Médicos Sin Fronteras y CIRMO, organismo del país en el que se coordinan todas las congregaciones y órdenes religiosas de Mozambique y con el que están trabajando los salesianos de allí.

Sin daños directos

Las casas salesianas se encuentran a muchos kilómetros de la zona afectada por el ciclón, el llamado «corredor de la Beira», de unos 130 km de longitud y habitado por un millón de personas. La Casa Inspectorial se encuentra a 1.100 km al sur y la presencia más cercana, la de Tete, se encuentra a más de 500 km.

Esto explica tanto por qué los centros Salesianos no han sufrido daños directos, aparte de algunos pequeños problemas causados por las insistentes lluvias en todo el país. En este momento no pueden hacer mayores cosas, teniendo en cuenta que las de acceso a la ciudad de Beira y a la Inspectoría de Sofala están comprometidas y que las comunicaciones con esas zonas han estado interrumpidas durante días.

Sin embargo, hay preocupación por varios estudiantes de los centros salesianos, que residen habitualmente en los internados de los institutos y que tienen a sus familias de origen en las zonas afectadas por el ciclón.

Mientras tanto, la Conferencia Religiosa de Mozambique, los Salesianos de Don Bosco se encuentran trabajando para fomentar la recaudación de fondos para Caritas y ONG como “Médicos sin Fronteras”, tanto para operaciones de primeros auxilios como para la reconstrucción.

Además, dentro de los centros educativos se está promoviendo la recolección de todas aquellas necesidades básicas (alimentos, medicinas, ropa, agua potable) para llevarlas a los socorristas presentes en los lugares afectados por el ciclón Idai.

“Agradecemos a todos por sus oraciones y solidaridad hasta ahora. Continúen ayudándonos”, manifestó el Superior de la Visitaduría de Mozambique, Marco Biaggi.

Ayuda y oración

Es indudable que, en este momento de dolor y sufrimiento para miles de personas, la cercanía del Santo Padre es grandioso: “En estos días, grandes inundaciones han sembrado lutos y devastaciones en diversas regiones de Mozambique, de Zimbabue y de Malaui. A estas queridas poblaciones expreso mi dolor y cercanía. Confío las numerosas víctimas y sus familias a la misericordia de Dios e imploro consuelo y apoyo a los afectados por este desastre”.

“Agradezcamos a Dios que siempre nos acompaña en momentos de dificultades – ha manifestado el Rector Mayor Don Ángel Fernández Artime – Los invito a no desanimarse en estos momentos y a colocar todas sus energías para servir a la gente que más nos necesita. Sientan la cercanía con mi oración y la presencia de la Virgen Auxiliadora que los acompaña”.

Posibilidad de colaborar

Tal y como ya lo hizo el Papa Francisco la semana pasada enviando 150.000 euros a las víctimas del ciclón todos tenemos posibilidad de colaborar. Tanto los Salesianos de Don Bosco a través de Misiones Salesianas y la ONG Jóvenes y Desarrollo como las Hijas de María Auxiliadora a través de su ONG.

Por una parte, se puede acceder a la página de Misiones Salesianas y hacer una donación desde la misma web o ingresar dinero en las cuentas habilitadas para la recaudación de fondos. La ONG Jóvenes y Desarrollo también ha habilitado una cuenta para recibir los donativos. Se puede consultar en su página web: jovenesydesarrollo.org

Por otra, las Hijas de María Auxiliadora también han abierto sus líneas de ayuda a través de su ONG  Vides que colabora en Mozambique desde 2008.

Jóvenes y Desarrollo en Mozambique desde 1994

La ONG JÓVENES Y DESARROLLO comenzó a trabajar con los Salesianos de Mozambique desde prácticamente finalizada la guerra civil, trabajando sobre todo en proyectos y convenios para sacar adelante una formación profesional que permitiera a los huérfanos de guerra y a las familias rotas prepararse para salir adelante contando con una profesión.

En 1993, una pequeña expedición de salesianos animados por Ángel Miranda realizó el primer viaje de voluntariado técnico para valorar la posibilidad de la colaboración con las obras salesianas en el país africano. A partir de ese momento, ininterrumpidamente se ha mantenido la colaboración mediante voluntariados técnicos con las obras salesianas de Mozambique y la ONG Jóvenes y Desarrollo, en los que han participado un importante número de voluntarios implicados por el desarrollo del país. Algunos de larga duración, otros voluntariados técnicos de verano, otros durante varios años. Esto ha generado procesos de colaboración permanente entre el profesorado y los centros de FP de España y Mozambique.

Se ha conseguido implantar una red de escuelas de formación profesional salesianas de calidad que da respuesta a las necesidades laborales del país e, incluso, colaborar con el gobierno mozambiqueño en la creación de los programas oficiales de los estudios de Formación Profesional.

Teniendo en cuenta que el 85% de la población de Mozambique vive de la agricultura de subsistencia este trabajo de mejorar la formación de los jóvenes del país es fundamental. En este momento de catástrofe natural provocado por el ciclón toda ayuda es importante tanto en la situación actual de emergencia como en el tiempo posterior. Las tierras inundadas han recibido gran cantidad de sal, son tierras que no podrán ser cultivadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.