Un antes y un después

Y llegó marzo. Hemos cumplido un año del inicio del confinamiento. Parece que fue ayer y, sin embargo, es tanto lo vivido en estos trescientos sesenta y tantos días que sin duda marcará un antes y un después en nuestra vida. Sabemos que ha sido mucho lo perdido, lo sufrido y lo llorado, pero también mucho lo aprendido y lo demostrado.

Nos tocó, como tantas otras situaciones en nuestra vida. Por favor, como dice la canción, “Que la guerra no nos sea indiferente…”. No dejemos que pase este momento sin haber sido partícipes activos de la solución, de la victoria. Esta guerra no se ganará con pólvora ni bayonetas, se ganará con compromiso y responsabilidad cívica de cada uno de nosotros.

La pandemia ha supuesto un antes y un después, una antigua y una nueva normalidad. Qué ganas tenemos todos de recuperar los abrazos perdidos, de volver a lo cotidiano de la cercanía y pasar del tú a tú, al nosotros, al vosotros y al ellos.

Y dentro de esta desazón por ese volver, me doy cuenta de la maravillosa capacidad de adaptación que tienen nuestros pequeños. Estamos rodeados de superhéroes y superheroínas. Nos demuestran que pueden con la adversidad mucho mejor que los mayores, respetan normas y protocolos con total normalidad, lo hacen todo más fácil y nunca se dejan atrás la sonrisa, aún con la mascarilla.

El mejor ejemplo de actitud lo tenemos en “esos locos bajitos” que están a nuestro alrededor. Nos enseñan a leer su alegría a través de la mirada y a recordar que la felicidad afecta a todo nuestro ser y que además de contagiosa es necesaria.
Es tiempo de Cuaresma, tiempo de humildad y de sencillez, como la de los niños. Es el momento para reflexionar y reajustar, para despojarnos de todo lo que nos ha ensuciado el alma perdonando y reconciliándonos. Es tiempo para volver a Dios, para confiar y dejarnos arropar por Él. Y, por qué no, también es tiempo para volver a marcarnos un antes y un después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.