UN SALESIANO EN LAS REDES SOCIALES

La base de las reflexiones escritas en el siguiente texto se encuentra en las constituciones salesianas: “Actuamos en el sector de la comunicación social. Es un campo de acción significativo, que figura entre las prioridades apostólicas de la misión salesiana. Nuestro Fundador intuyó el valor de esta escuela de masas, que crea cultura y difunde modelos de vida, y, para defender y sostener la fe del pueblo, acometió empresas apostólicas originales. Siguiendo su ejemplo, aprovechamos como dones de Dios las grandes posibilidades que la comunicación social nos ofrece para la educación y la evangelización ”(Con. 43).

Umberto Eco dijo: “Un oratorio es un dispositivo completo en el que cada canal de comunicación, desde el juego a la música, desde el teatro a la imprenta, etc., se gestiona de forma independiente y se utiliza y se debate previamente cuando los mensajes vienen del exterior. En este sentido, el plan de Don Bosco impregna a toda la sociedad de la era industrial con una viva imaginación sociológica, un sentido de los tiempos, una organización imaginativa y una política global de comunicación de masas «.

Las redes sociales son una nueva forma de comunicación. Las utilizamos principalmente para intercambiar experiencias y opiniones, para comunicarnos con amigos y para conectarnos con conocidos en una sociedad cada vez más ligada a internet.

Desempeñan un papel fundamental en la vida de muchas personas e instituciones, ya que les permiten conocer nuevas personas y lugares, conocer eventos en un instante, comunicarse y crear grupos con diferentes objetivos y roles. A través de Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, MySpace, LinkedIn, Whatsapp y muchas otras redes sociales se crean conexiones entre personas de todas partes del mundo, algo que era inimaginable hasta hace unos años. Con un solo clic, podemos descubrir inmediatamente lo que está sucediendo a miles de kilómetros de distancia.

Para muchas personas que ven los perfiles de los salesianos y sus asociados en las redes sociales, no es fácil distinguir entre identidad, trabajo y vida privada. Los salesianos y colaboradores son vistos no solo como individuos sino como representantes de Don Bosco y de la sociedad salesiana. Por eso, es muy importante ser consciente de que existe una línea muy fina que separa el derecho fundamental a la libertad de expresión de la aplicación cercana, casi de la representación de la sociedad salesiana. Cada comentario, expresión o imagen individual puede entenderse como un signo de lo que creen, piensan o hacen los Salesianos de todo el mundo. De ahí la gran responsabilidad cuando estamos presentes en las redes sociales. En este contexto, el valor de la moderación y la privacidad es muy diferente al que se da en las relaciones sociales y los entornos físicos. Es muy importante hacer un buen uso del espacio y el tiempo online, ya que aquí vivimos y nos hacemos visibles para todos, especialmente adolescentes, jóvenes y adultos, para quienes somos un importante referente en la vida. En esta nueva realidad digital, que tiene ideas propias de presencia, respeto, información y trabajo, la sociedad salesiana entra y utiliza los canales de comunicación para:

  • Mantener una actitud de atención constante mediante el intercambio de conocimientos y experiencias del trabajo diario, de acuerdo con las metas y valores de la institución.
  • Animar a adolescentes, jóvenes, educadores y padres a que se pongan en contacto con nuestras ideas, sugerencias y actividades para tener la oportunidad de acercarse y colaborar de manera concreta, de acuerdo con sus propias capacidades.
  • Seguimiento, como lo hizo Don Bosco, como «asistentes» de los adolescentes y jóvenes en el mundo virtual.
  • Ofreciendo asistencia pastoral, espiritual, social y cultural que favorezca la formación de la Familia Salesiana y de todas las personas interesadas.
  • Participación en la misión evangelizadora de la Iglesia, ofreciendo información sobre los acontecimientos más importantes y los mensajes del Papa.
  • Información sobre las actividades de las inspectorías, sus sectores e instituciones (escuelas, parroquias, oratorios, misiones, centros de trabajo social, empresas y producción, etc.).
  • Transmitir una imagen positiva de nuestra misión de forma transparente, auténtica y moderna.

Vilmos Svarc
Alumno de Licencia/Máster especialidad Pastoral


Extracto del trabajo realizado para la asignatura Pastoral en los medios de comunicación social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.