Una historia de Voluntariado técnico en Mozambique

Durante las últimas semanas de julio se ha desarrollado en formato online la formación de profesorado que se hacía cada año antes de comenzar el COVID.

Suspendidos los viajes por motivo de la pandemia, la red de colaboración entre España y Mozambique no ha dejado de funcionar y en este 2021, culminaba, con esta formación desde Pamplona en conexión directa con Maputo.

La formación se ha impartido desde Salesianos Pamplona, centro desde donde hace 26 años nacía esta experiencia de voluntariado técnico, tal y como lo cuenta Ángel Miranda.

En el principio fue la pregunta

Mozambique 1992. El 4 de octubre , festividad de san Francisco, en Roma, el presidente mozambiqueño y secretario del FRELIMO, Joaquim Chissano, y Afonso Dhlakama, líder de la RENAMO, la guerrilla opuesta el Gobierno, firmaban un Acuerdo General de Paz tras 17 años de guerra civil con cientos de miles de muertos, 3-4 millones de desplazados internos y refugiados en los países limítrofes y, más de 60.000 jóvenes desmovilizados sin más formación que la necesaria para destruir o matar a los hermanos del grupo adversario.

En Mozambique, tras su regreso 1950, los salesianos, portugueses y españoles, permanecieron los 25 años de guerra de independencia y civil, acompañando a distintas Comunidades cristianas. Fueron ellos quienes, en un bello país ahora social, económica y estructuralmente destruido, último de las escalas sociales del PNUD, leyeron aquella situación como una llamada providencial a responder con generosidad a la nueva situación juvenil. Y surgió la pregunta: “¿qué podemos hacer por estos jóvenes?”

Salesianos Pamplona entra en juego

Los misioneros salesianos portugueses y la presencia allí de Valentín de Pablo y otros salesianos procedentes de la Inspectoria de Bilbao, en la época del fax milagroso, fueron el detonante de una acción de voluntariado técnico que sigue adelante después de 26 años.

Una primera presencia de dos miembros de la Comunidad en Pamplona en el verano de 1994, dedicada al análisis de la situación en encuentros con distintos organismos gubernamentales e internacionales – Ministerios, UNICEF, OIT, Embajadas de España e Italia, Cruz Roja, Iglesia local, etc. – abría una dinámica de respuesta operativa a aquella pregunta inicial:

Además de lo que ya hacemos ¿qué otras cosas podemos hacer? ¿cómo ser respuesta valida a los jóvenes en esta situación? ¿qué presencia salesiana puede llenar tanto vacío estructural y educativo? ¿qué creatividad nos permitirá traducir aquí el honestos ciudadanos y buenos cristianos de D.Bosco?

Se trataba de abordar la urgencia de una primera profesionalización de jóvenes habituados a la destrucción, si no a la muerte, del hermano del otro bando con un elemento identitario salesiano: la Formación Profesional.

A preguntas nuevas, respuestas nuevas: voluntariado técnico

Al compartir esos retos con la Comunidad Educativa de Pamplona durante el curso, en las vacaciones de 1995, 12 de sus miembros, salesianos y laicos, profesores, monitores, técnicos en diferentes familias profesionales… dábamos un gran salto de 12.000 km y comenzaba una tarea apasionante: montar la FP en un país que partía de “menos” de cero en sus posibilidades y estructuras – agua, electricidad, comunicaciones, sistemas sanitarios, recursos materiales, tecnología elemental, escuelas, etc – pero lleno de niños y jóvenes, muchos huérfanos de guerra, que eran semilla de un sueño de futuro salesiano, en un país que, en medio de la destrucción, y la pobreza, a propuesta las distintas confesiones religiosas, – un 17% son católicos – había interiorizado la clave de su paz en su: “Eu jà perdoei” – “Yo ya perdoné” ¡Y se lo había tomado en serio!

Era en nacimiento en nuestro ambiente salesiano, de lo que llamamos VOLUNTARIADO TÉCNICO, desarrollado durante las vacaciones de verano y centrado en la implantación y desarrollo de una FP para los jóvenes del país.

La “Rede Nacional Salesiana de EducaÇao profissional”:
“Socio educacional” del gobierno

Mozambique, como otros países coloniales de Portugal, a raíz de la “revolución de los claveles”, y en el afán de eliminar cualquier reminiscencia de “colonialismo había desmontado y eliminado la FP.

Eso suponía que 25 años más tarde la propuesta salesiana resultase totalmente novedosa y más aun la puesta en marcha de cinco centros salesianos de FP de diferentes niveles, aprovechando la labor de voluntariado centrada en la elaboración de planes, programas y currículos experimentales de distintas familias profesionales, cursos de formación de profesorado, organización del Primer y único Congreso de F.P. del país con presencia de distintos ministerios y embajadas, asociaciones de empresas, entidades eclesiales de educación, salesianos del Consejo General y de países cercanos, etc.

Ese largo proceso de colaboración, respetando siempre el protagonismo de los responsables locales de la Red Salesiana de FP, ha tenido un eco la presencia activa de la FP salesiana en los estamentos oficiales, el reconocimiento explícito de los “salesianos” como socios educacionales del Gobierno, y la colaboración en el diseño de distintos programas y proyectos de Educación Profesional.

El Instituto Superior Don Bosco

Instalaciones del ISDB en Maputo (Mozambique)
Instalaciones del ISDB en Maputo (Mozambique)

En ese caldo de cultivo, lleno de confianza y de valoración de la presencia salesiana y, de manera especial, de la Formación profesional, es donde surge una reflexión operativa del Gobierno, formulada, más o menos en estos términos:

“Si queremos llegar a tener una FP de cierta calidad, necesitamos un profesorado específico bien formado pedagógica y técnicamente” ¡Salesianos, asuman y den respuesta a este gran reto!”

Y la respuesta no se hizo esperar. Los salesianos de la Visitaduría de Mozambique con el apoyo de Cooperación española en la construcción y bajo la responsabilidad técnica de nuestra ONG “Jóvenes y Desarrollo” – hoy “Misiones salesianas” – comenzaban la tarea con actividades de formación “a distancia”.

Formación online en julio de microinformática
Formación online en julio de microinformática

Ya, en 2008, comenzaba la formación presencial en el “Instituto Superior Don Bosco” como centro universitario, dedicado a la preparación de profesorado de FP en cuatro áreas específicas determinadas por el Gobierno de acuerdo con las necesidades del país: Electromecánica, comercio, turismo y redes informáticas, que hoy, con reconocimiento de Grado, agrupa cada año agrupa a más de 600 alumnos y alumnas.

Y mientras tanto, el voluntariado técnico sigue adelante año, tras año.

Voluntariado técnico: “¿Qué sabes hacer?”

La experiencia de años ha puesto en esta pregunta la clave inicial de la acción de voluntariado técnico.

¿El motivo? La actividad de los voluntarios comienza al día siguiente de su llegada al país. Esto supone que, previamente, los responsables de la Red Salesiana de Mozambique conocen el currículo y posibilidades de la aportación personal de cada persona durante su estancia de entre tres y cinco semanas, conviviendo con la comunidad salesiana o el ambiente donde desarrollará su misión.

Esto ha permitido construir talleres, mobiliario, preparar libros de texto, impartir módulos de formación del currículo del ISDB, acompañamiento en la gestión de instalaciones, colaboración en la organización de los centros, preparación de planes económicos de la inspectoría, preparación de libros de texto y recursos didácticos, etc. a lo que se unen tiempos de presencia cualificada en momentos de la pastoral salesiana y, sobre todo, enriquecer y enriquecernos con la convivencia entre las comunidades salesianas que nos acogen.

Mural del Sistema Preventivo en el Instituto Superior Don Bosco (ISDB) de Maputo
Mural del Sistema Preventivo en el Instituto Superior Don Bosco (ISDB) de Maputo

Una experiencia creciente de salesianidad misionera a lo largo de 26 años de acción de voluntariado.

¿Quién se apunta?

Aquellos inicios de Salesianos Pamplona, año tras año, con la inestimable coordinación y apoyo de “Jóvenes y Desarrollo”, hoy “Misiones Salesianas”, “Caritas y Misiones Diocesanas de Gipuzkoa, empresas y personas que han contribuido económicamente en la tarea, se han ido enriqueciendo con la aportación personal de:

Profesorado salesiano y seglar de otras casas salesianas – Elche, Zaragoza, Atocha, Ciudad de los muchachos, Aranjuez, Salamanca, León, Burgos, Sarriá, Domingo Savio de Madrid, Alcalá de Henares, UCAM de Murcia…

Profesionales de distintas empresas como MTorres de Pamplona y Cartagena, Girolan de Donostia, Ekin de Amorebieta, Eusko Trenbideak de País Vasco… etc.

Miembros de la Familia Salesiana de distintas casas.
Un conjunto de cientos de personas y miles de horas de entrega voluntaria y gratuita al servicio de la juventud mozambicana a través, fundamentalmente, de la Formación Profesional.

Tiempo de prácticas de la formación del profesorado en este verano de 2021 en el ISDB de Maputo
Tiempo de prácticas de la formación del profesorado en este verano de 2021 en el ISDB de Maputo

¿Y el COVID?

A pesar de las dificultades, el virus y la pandemia, no han sido capaces de impedir la continuidad de las acciones de voluntariado técnico.
A lo largo de este año y medio la labor de voluntariado ha continuado en los servicios prestados en:

La colaboración técnica de profesorado de nuestros centros en la presentación a concursos europeos de proyectos de desarrollo de la FP en los centros salesianos del país.

La elaboración de listados de dotaciones tecnológicas de talleres y planos de ampliación y construcción de posibles talleres.

Acompañamiento en la implantación de nuevos niveles de FP en los centros…

La elaboración de libros de Prácticas en cuatro áreas tecnológicas

El desarrollo de dos semanas de formación online de profesorado en el conocimiento de los textos y realización de algunas de sus prácticas. Las fotografías de este artículo ilustran esta experiencia.

La participación online en jornadas de formación de profesorado y de desarrollo del plan estratégico de la Red de FP.

La difusión de la acción de voluntariado en algunos de los centros salesianos de España donde están presentes los voluntarios, etc.

¡Imaginación al poder!

Por lo demás, la acción continúa, como fruto interesante de la buena semilla que supieron soñar los salesianos en Mozambique y las puertas siguen abiertas a cuantos sientan la llamada a soñar futuro con Don Bosco y con los jóvenes, fundamento y horizonte de la misión salesiana en el mundo.

Equipo de voluntarios de la formación online de 2021 conectados desde Salesianos Pamplona
Equipo de voluntarios de la formación online de 2021 conectados desde Salesianos Pamplona

Hay sitio y tarea para todos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.