¿Vamos a medias?

Acabamos de celebrar la festividad de San Juan Bosco y, en estos días, en los que recordamos de manera especial su carisma personal y el de su obra, resuenan las palabras alegría, corazón, sistema preventivo, jóvenes, compromiso,… Por estos y otros muchos aspectos, su metodología educativa fue realmente novedosa en una época en la que eran otros los términos de moda.

Tuvo claro desde el inicio que, para llevar a cabo una obra de tal magnitud como la que él la soñaba, no podía trabajar solo. Don Bosco era un experto en implicar, en contagiar sus sueños, en emocionar y hacer partícipes a otros y en construir equipos con un alto nivel de compromiso, en los que cada cual sentía la importancia de su aportación.

Con un gesto y, más tarde, con unas breves y acertadas palabras, Miguel Rúa se siente invitado a formar parte fundamental de ese proyecto. Decide así “ir a medias” con Don Bosco, compartiendo “dolores, salud, responsabilidades, alegrías” y haciendo que la obra salesiana se extienda por todo el mundo.

La capacidad de soñar grandes proyectos, así como la de implicar a otros, sigue formando parte del carisma salesiano, en cada casa, en cada obra.

Sentirnos satisfechos con nuestra labor, saber que lo que hacemos tiene un sentido, que nuestra tarea diaria ayuda a otras personas o que formamos parte de un gran proyecto, en el que nuestro granito de arena supone una contribución importante, nos ayuda a ser felices y, en ocasiones, a descubrir nuestra vocación.

Durante el año 2019 celebramos el 125 aniversario de la presencia salesiana en la ciudad de Málaga, como el año pasado lo hiciera Salesianos de la Santísima Trinidad. Con el título “125 años abrazando la vida”, se ha editado un libro que habla del pasado, presente y futuro de esta malagueña casa salesiana y que, a través de imágenes, textos, poemas y testimonios, deja patente el compromiso de seguir construyendo equipos en nuestras aulas, en nuestro claustro y entre todos los miembros de la familia salesiana de Málaga. Como indica el estribillo del himno de la efeméride, queremos “seguir creando vida”, formando buenos cristianos, implicando personas, creando ilusiones. ¿Vamos a medias?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.