‘Vocación y vocaciones. Cómo descubrir, acompañar y discernir la opción vocacional en la Iglesia actual’

En la tarde del miércoles 7 de marzo, en el Ateneo de Sevilla, tuvo lugar la presentación del libro ‘Vocación y vocaciones. Cómo descubrir, acompañar y discernir la opción vocacional en la Iglesia actual’, del salesiano Jorge J. Reyes Macías, subdirector del Colegio Mayor Universitario “San Juan  Bosco”, adscrito a la Universidad de Sevilla, y coordinador del Itinerario de Educación en la Fe de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora.

El acto, que fue presidido por el Obispo titular de Vergi y Auxiliar de Sevilla, D. Santiago Gómez Sierra, contó con las intervenciones del Presidente del Ateneo, Alberto Máximo Pérez Calero, quien dio la bienvenida y realizó la clausura del acto, y del profesor y periodista José Manuel Gómez y Méndez.

 

Gómez y Méndez destacó en la presentación de la obra el recorrido vital del autor del que destacó su opción por para pasar las 24 horas en clave salesiana, por y para los jóvenes. «La vocación de este salesiano tomó forma en 1995, un momento en el que muchas personas llevaban sus prioridades por otras vías. Él supo encontrar su camino de vida junto a los Salesianos», señalaba el periodista.

 

Por su parte, D. Santiago Gómez y Sierra, destacó el papel fundamental que los Salesianos han jugado para tantos jóvenes y para la sociedad en general. «Estoy aquí por el agradecimiento que tengo a la Congregación Salesiana y por la actualidad del tema: las vocaciones». Además tuvo oportunidad de hacer un despiece detallado sobre los aspectos fundamentales del libro relacionándolos con el contexto actual en el que se mueve la Iglesia.

 

El autor salesiano en su intervención agradeció a los asistentes la presencia y los acompañó por un recorrido por su trabajo donde destacó la necesidad de recuperar la cultura vocacional. «Todos somos responsables de la pastoral vocacional. Es connatural a la pastoral juvenil. Por tanto, es urgente y necesario recuperar la cultura vocacional debilitada por la secularización, el secularismo, la posmodernidad y el crecimiento de la indiferencia religiosa, en los últimos años. Esta cultura vocacional nos debe llevar a recuperar la idea de que toda vida cristiana contiene la llamada de Dios, y que es tarea de la Iglesia, y responsabilidad de cada uno, descubrirla y madurarla», explicaba.

 

Esta obra, que formó parte de la tesina de licenciatura del autor, quiere convertirse hoy en un instrumento destinado a la formación de los agentes de pastoral, en el contexto de la Iglesia actual, y en el trabajo pastoral cotidiano. «Crear cultura vocacional supone introducir en toda la pastoral dos herramientas de gran valor espiritual y educativo: el discernimiento y el acompañamiento personal. Sin ellas, es casi imposible hacer una opción consistente», comentaba el salesiano.

 

El acto se cerró con el recuerdo del autor a San Juan Bosco por las apuestas por las vocaciones laicales, consagradas o sacerdotales, descubierta, discernida y madurada con las palabras que con frecuencia repetía a los primeros salesianos: “Recordad, cuando descubrimos una vocación, vaya a un seminario o a una casa religiosa, estamos haciendo un gran regalo a la Iglesia”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.