Bergoglio, el papa Francisco

22 septiembre 2023

Los comportamientos, las actitudes y los pensamientos expresados por el papa Francisco, así como los nombramientos que hace y las decisiones que toma, no placen a todos. Es normal: nunca ni en ninguna parte llueve a gusto de todos.

Lo que ya no es tan normal, y llama poderosamente la atención, es que grupos de católicos que disienten del Papa se hayan lanzado a una despiadada, desvergonzada, abierta y hasta a veces grosera campaña de crítica a Francisco. Casi siempre se trata de una enmienda a la totalidad, sin matices ni excepciones.

He sabido, de fuente directa, de una comunidad religiosa en la que el papa ha sido Benedicto XVI hasta su muerte. Francisco era persona non grata, y sus escritos y el seguimiento de sus actividades estaban proscritos. De hecho, uno de los miembros de la comunidad fue sometido a un juicio severo por el delito de haber leído, a escondidas, algunos mensajes del papa Francisco. Desconozco si, desde la muerte de Benedicto XVI, esta comunidad considera que la Iglesia está en situación de sede vacante…

Es bastante frecuente en estas personas o grupos que se refieran al Papa simplemente por su apellido; no existe para ellos el papa Francisco o el Santo Padre: simplemente, Bergoglio. Se trata de una forma de menosprecio y de socavamiento de la autoridad moral del Papa; doblemente sorprendente en gentes que, en anteriores pontificados, se prodigaban en títulos honoríficos, como los de “Soberano y Romano Pontífice”, “Vicario de Cristo”, “Sucesor de Pedro”… Todo eso lo han guardado en el baúl de los recuerdos –de momento– y ahora solo existe “Bergoglio”… y sus bergogliadas.

La adhesión al Papa

En tiempos difíciles para la Iglesia, como fueron los de la unificación de Italia (que implicaba la desaparición de los Estados Pontificios), muchos buenos católicos gritaban, queriendo defender a la Iglesia: “Viva Pío IX”, que era el Papa reinante. También ese entusiasmo llegó a los jóvenes de Don Bosco. Pero este les decía: “No gritéis ‘Viva Pío IX’; digamos ‘Viva el Papa’”.

Una de las enseñanzas que nos ha dejado Don Bosco es, precisamente, la de expresar nuestro sentido de pertenencia y nuestro amor a la Iglesia a través de la adhesión al Papa, sea quien sea, venga de donde venga y tenga el carácter y las cualidades personales que tenga.

Así que ¡viva el Papa! Los que fueron, el que es y los que vendrán. Y que Dios le ayude, que no lo tiene nada fácil.

2 Comentarios

  1. Pedro

    Estar con el Papa, no significa estar acrítica, dócil y carnerilmente tras todas sus decisiones. El apóstol Pedro se equivocó y fue corregido, como hombre que era. Un Papa, la Historia lo confirma con regularidad, también puede errar, incluso gravemente. Hay poco de desvergonzado, despiadado o grosero en parte importante de las discrepancias que se hacen públicas. Quizás, sin obviar las más simples, su motivación y abundancia evidencia una realidad hoy ya innegable a la que no se contrarresta con un texto de adhesión incondicional a todo lo que del Papa emane. Y es que todo, todo…es probablemente imposible.

    Responder
  2. Miguel

    Lo que resulta sorprendente es que, quienes han casi divinizado la figura del papa en la iglesia católica, sí, sin exagerar. Quienes lo han encumbrado hasta rozar el disparate, desde esas posiciones, se intente deslegitimar totalmente a un Papa que no ha dicho nada nuevo, ni contrario al acervo común.
    Como si el Espíritu Santo se hubiera tomado vacaciones durante la elección del papa Francisco.
    Si examinamos las propuestas de quienes atacan a Francisco, vemos que en el fondo, hay una crítica al Vaticano II. Quienes así actúan, piensan y difunden, se creen por encima del Papa, de concilios, del sentir común de la Iglesia. Se consideran poseedores de la VERDAD por encima de todos.
    Es curioso, que ésa es la forma común a todos los herejes a lo largo de la HISTORIA. Para que ahora nos den lecciones.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

La república de los idiotas

La república de los idiotas

Donald Trump: 'I Could ... Shoot Somebody, And I Wouldn't Lose Any Voters'[1] Platón proponía el gobierno de los...

La hoja de felicitaciones

La hoja de felicitaciones

Hace unos días, en unos conocidos grandes almacenes de nuestro país, fui atendido por una chica que se desvivió...

Silencio

Silencio

“Vivimos en una sociedad llena de ruidos, no sólo de los que entran por los oídos, sino sobre todo de los ruidos que...