Don Bosco y las bandas latinas

3 febrero 2023

La violencia de los sucesos y la frecuencia con la que aparecen noticias relacionadas con las acciones de las bandas latinas en las principales capitales de España es una cuestión que preocupa cada vez más a la sociedad. Durante el año 2022 los medios de comunicación han publicado numerosas noticias y reportajes sobre las bandas latinas presentes en ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza.

Don Bosco no conoció las bandas latinas, porque en su época el fenómeno migratorio era inverso, sus compatriotas emigraban a los diversos países latinoamericanos para ganarse la vida. Pero lo que sin duda conoció fue el fenómeno de las bandas juveniles; por ese motivo se quedó en Turín, para ofrecer a los jóvenes de la calle espacios de esperanza, y así permutar el tiempo dedicado a cometer actos delictivos para poder sobrevivir por tiempo dedicado a la formación, al juego, a la convivencia, a las prácticas religiosas, al trabajo e intentar hacer de esos jóvenes excluidos ciudadanos de pleno derecho.

El abandono de la familia extensa y de la tierra de origen, la falta de recursos económicos, los conflictos familiares, la precariedad laboral, la falta de alternativas al abandono y al fracaso escolar, la falta de propuestas atractivas (y saludables) de ocio y tiempo libre… son elementos que descubrió Don Bosco y a los que trató de dar, a pesar de la incomprensión de quienes debían ayudarle, una respuesta valiente y creativa.

Sobre el perfil social, económico y familiar de los integrantes en las bandas se puede señalar que la nacionalidad y la cultura latinoamericana sigue siendo común entre los integrantes de las bandas, aunque cada vez más la diversidad en el origen y nacionalidad de sus miembros es habitual. El nivel económico de las familias es bajo, y esto obliga a que la persona que sustenta la economía de la casa tenga que buscar hasta dos trabajos, ausentándose mucho tiempo del hogar, y, por lo tanto, del cuidado de las niñas, niños y adolescentes de la familia. El consumo o tráfico de drogas, la violencia y la comisión de otros delitos está generando el truncamiento del futuro de adolescentes, jóvenes y sus familias. Existen, además, otros elementos que generan carencias y vulnerabilidad en los jóvenes, como los conflictos y la violencia intrafamiliar, el rechazo y la mirada de los otros que no los reconocen como uno más; las dificultades académicas; la falta de seguridad y protagonismo, por citar algunos ejemplos. Los procesos de socialización durante la adolescencia son muy importantes y frente a esta situación descrita, algunos se encuentran con la banda, que se presenta como una alternativa que ofrece fortaleza, reconocimiento y certidumbre.

¿Y qué haría Don Bosco hoy ante el fenómeno de las bandas latinas en nuestros barrios? Seguramente sacar el móvil, llamar a la Policía y esperar a que el gobierno solucione el conflicto, ¿verdad?

Pues si crees que sí, es que no conoces a Don Bosco, el maestro de la pedagogía y el sistema preventivo. Según los expertos en la materia, el modelo preventivo parece el escenario más adecuado a la hora de afrontar el fenómeno de las bandas latinas en España desde una perspectiva socioeducativa. Se trata de poner en valor el trabajo en red, la intervención social y multidisciplinar, que debe ir más allá de la vía policial y judicial. En definitiva, lo que se debería buscar, no es erradicar la banda en sí, sino su comportamiento violento, yendo a la raíz del problema y no solo tratando sus manifestaciones disruptivas. Estos jóvenes no son desadaptados, sino excluidos. El problema no es la persona, sino la sociedad.

Hace muy poco que hemos celebrado la fiesta de Don Bosco. Recordar su vida y su obra sin tratar de imitarle es como narrar historias y anécdotas del pasado, envueltas en un tufo de naftalina: edifican mucho, pero transforman poco. Los salesianos hemos establecido como opción prioritaria la atención a los jóvenes más pobres. ¿Tú qué entiendes por opción prioritaria? Hacer las mismas cosas que se han hecho hasta ahora seguro que no es el significado de “opción prioritaria”. No me imagino a Don Bosco esperando una subvención para iniciar cualquier proyecto a favor de este tipo de jóvenes, ni me imagino a Don Bosco paseando por las calles y mirando hacia otro lado, esperando a que “otros” atiendan las necesidades y la pérdida de horizontes de “esa porción más delicada de nuestra sociedad”.

Francisco Javier Cánovas, sdb

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Valores y testigos

Valores y testigos

Con frecuencia hablamos de valores. Son aquellas convicciones personales que orientan la vida de cara a lo que cada...

Insólito

Insólito

Primera lección del primer curso de Periodismo: “Si un perro muerde a un hombre, no es noticia; si un hombre muerde a...