Fallece Francisco Marín Valiente, salesiano sacerdote

28 febrero 2018

l

En la tarde del miércoles 28 de febrero ha fallecido el salesiano sacerdote Francisco Marín Valiente, tenía 81 años de edad y había cumplido los 62 de salesiano y los 52 de sacerdote. Desde hace algo más de un mes se había agravado su enfermedad que afectaba sobre todo a los bronquios.


La misa exequial se ha fijado para el jueves 1 de marzo, a las 13 horas, en la iglesia del Colegio Salesiano de San Juan Bosco de Granada-Zaidín. A continuación, sus restos mortales seran enterrados en el cementerio de San José de Granada.


Francisco Marín, -más conocido como "Quico"- nació en Ronda (Málaga), el 30 de septiembre de 1936. Hizo el noviciado en San José del Valle (Cádiz), donde profesó el 16 de agosto de 1955. Estudió Filosofía en Utrera-Consolación (1955-57). Después del tirocinio práctico en Córdoba (1957-61), hizo su profesión perpetua en Ronda, su ciudad natal. Cursó sus estudios de Teología (1961-65) en Posadas (Córdoba). La ordenación sacerdotal la recibió en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), el 27 de marzo de 1965.


Desde entonces desarrolló su labor pastoral en Teror (Gran Canaria, 1965-67); Las Palmas (1967-71); Santa Cruz de Tenerife (1971-73); Valencia (estudios de Pedagogía, 1973-76); Córdoba (1976-94) y Granada-San Juan Bosco (1994-2013). Desde junio de 2013 ha permanecido en la Residencia Pedro Ricaldone, de Sevilla, hasta su fallecimiento.


Muchos recuerdan a "Quico", o "el Dire" (así llamado cariñosamente por los muchachos), como un salesiano con gran sentido de laboriosidad y responsabilidad en las tareas asumidas; de trato cercano y cordial; un salesiano organizado y con capacidad de iniciativa para las actividades dirigidas a los jóvenes. Docente cualificado y muy estimado por sus alumnos.


Que el Señor Resucitado reciba al salesiano Francisco Marín en su Reino, entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana, y que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo acoja con el cariño de Buena Madre del cielo. Descanse en paz.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…