Generación muda

Aprendiendo a Vivir

16 marzo 2023

@jotallorente

l

Los hábitos comunicativos de los jóvenes cambian por generaciones. Ahora, los jóvenes prefieren comunicarse por WhatsApp, en detrimento de las llamadas telefónicas, más intrusivas para su privacidad.

No sé si te ha pasado a ti, pero a mí sí, de repente recibes un mensaje de alguien que te pide permiso para llamar por teléfono. Últimamente no consideramos intrusismo recibir un mensaje de texto a horas intempestivas, incluso lo contestamos, pero sí que nos llamen por teléfono, no vaya a ser que molesten. El smartphone nació para ser utilizado al máximo, pero en realidad cada vez lo usamos menos para hacer llamadas. Nos pasamos el día entero con el móvil en la mano, pero no para algo tan básico como hablar por teléfono. Según eMarketer, 9 de cada 10 españoles por encima de los 64 años utiliza WhatsApp. España es, de hecho, el país europeo donde más se utiliza WhatsApp.

Jóvenes e internet

Y si esto nos ocurre a nosotros, ¿qué pasa con nuestros jóvenes que “viven” en internet? Muchos pasan horas en las redes sociales viendo vídeos o mensajes. ¿Están perdiendo los jóvenes la capacidad de comunicarse y expresarse verbalmente? Según el estudio “Estadísticas de telefonía móvil de los millennials de la Generación Muda”, publicado por la organización Bank my Cell, a los jóvenes estadounidenses nacidos entre 1981 y 1996 les molesta cada vez que suena el teléfono.

¿Es extrapolable este dato a España? En 2018 la Fundación Telefónica hizo una radiografía de la Sociedad Digital en España, uno de los estudios más exhaustivos sobre hábitos de comunicación realizados hasta el momento en nuestro país, en él se señalaba que un 96,8% de los jóvenes de entre 14 y 24 años utilizaba WhatsApp para comunicarse con familiares y amigos y era poco amigo de las llamadas de voz.

Para los menores de 30 años, el teléfono ha dejado de ser el medio principal de comunicación, prefieren enviar mensajes de texto y comunicarse por emoji. Esto es lo que piensa la llamada ‘generación muda’: Me van a tener media hora al teléfono contándome sus penas. O me pedirán que vaya a algún sitio, o peor aún, que les haga un favor. Puede que incluso me llamen para echarme la bronca.

Para los millennials hablar por teléfono es algo que les incomoda y puede llegar a resultar violento por dos motivos. Por un lado, porque las palabras pronunciadas no se pueden borrar, a diferencia, por ejemplo, de las notas de voz de WhatsApp; esta opción les permite repetir la grabación tantas veces como sea necesario antes de enviarla. Y, por otro lado, la llamada de toda la vida les parece intrusiva puesto que puede hacerse o recibirse en un momento que resulte del todo inadecuado, incluso ser escuchada por sus compañeros o amigos si se hace en la calle o espacios comunes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Una Cuaresma sin prisas

Una Cuaresma sin prisas

Sigo sin entender por qué a veces rezamos con mucha prisa. Sin vocalizar, atropelladamente, pisando unas frases con...

LA OREJA DE CURRO ROMERO

LA OREJA DE CURRO ROMERO

Amigo Javier: Conocí a Curro Romero “en carne mortal” en la plaza de toros de Ciudad Real, la tarde del 15 de agosto...

La sastrería de Castelnuovo

La sastrería de Castelnuovo

Yo era la mejor sastrería de la contornada. Cuando me enteré de que él me abandonaba, no pude reprimir un sentimiento...