Hoy más que nunca… ¡Gracias Santidad!

31 diciembre 2022

Es la fuerza de la sonrisa amable y la palabra justa. La de la voz quebrada y el tono convencido. La de la idea madurada y sabiamente argumentada. La del gesto creíble y la mirada trasparente. La de los ojos serenos y las manos elocuentes. La de la timidez y el desparpajo, la sencillez y la energía.

Sin hacer ruido. Con signos proféticos y una proverbial humildad. Paso a paso. Sin estridencias. Sabiendo bien hacia dónde. Ha sabido afrontar con convicción los envites. Consciente de cuanto había en juego y con una confianza ilimitada en el dueño de la viña. Sólo es un humilde servidor.

Libre y culto, ha buscado siempre la caridad en la verdad. Pensador de largo recorrido y mil batallas libradas. Curtido en nobles causas y buscador de horizontes. Músico de sensibilidad exquisita. Humanista de vasta cultura y hondo pensamiento. No ha dejado indiferente a nadie.

Es la fuerza de la debilidad. La debilidad de un hombre solo frente a todos. La fuerza de quien sabe del peso de la cruz y se siente sostenido por quien ha puesto luz en su mirada y latido a su corazón. La debilidad de los muchos años y el flanco al descubierto de quien no se oculta. La fuerza de la mansedumbre, la palabra libre y el gesto consecuente.

Este es Benedicto XVI. Doy gracias a Dios por su debilidad y su fuerza, por su testimonio creíble, por buscar la autenticidad, por caminar junto a la comunidad de los creyentes alentando a todos, por sus signos valientes, por amar a la Iglesia, por narrarnos a Jesucristo y recordarnos que Dios es amor, por no cejar en el empeño, por continuar sonriendo y ofrecernos su reflexión serena, por señalar el camino y coger nuestro paso.

Hoy más que nunca, ¡Gracias, Santidad!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Ascuas de Pascuas

Ascuas de Pascuas

Una de las más hermosas realidades de la Pastoral Juvenil ha sido la celebración de pascuas en las que, de modos muy...