No dar puntada sin hilo

1 abril 2022

Hace días tuve que coser un botón de una camisa que se me había caído. Hacía siglos que no lo hacía y fui a comprar un set de costura. A la hora de enhebrar la aguja surgió el problema. Aquella aguja tenía el ojo muy pequeño y como mi vista tampoco es muy allá, pues no había manera de enhebrarla. Gracias a un préstamo que me hicieron de otra aguja con el ojo más grade pude realizar la proeza de coser un botón.

Mientras realizaba esta faena me venía a la mente, una y otra vez, el dicho de “no se puede dar puntada sin hilo”, que tantas veces me decía un amigo mío.
Y con estas me fui a ver que significaba esta expresión. En la costura dar una puntada sin hilo es inútil y no reporta provecho al trabajo realizado. Significa obrar siempre con una segunda intención y de manera calculada en busca del propio beneficio o provecho. Significa hacer solamente aquellas cosas que nos benefician. Se dice que alguien «no da puntada sin hilo» cuando todo lo que dice o hace tiene algún objetivo o intención, normalmente beneficioso para sí, que previamente ha planeado.

Creo que en la vida a la hora de realizar acciones, tareas, siempre tenemos algún objetivo, sea claro u oscuro, definido o subliminal, pero creo que así debería ser siempre, tenerlo claro tanto sea en nuestra acción pastoral como educativa. Don Bosco nos lo insistía: “dame almas y llévate todo o demás”.

En nuestras relaciones sociales significa, no hablar gratuitamente, hablar por hablar, no hablar sin intentar tener o mantener unas buenas relaciones y lograr una convivencia sana y feliz con los que nos rodean. Coser sin hilo es una actividad a todas luces inútil. Por eso debemos mirar cuánto tiempo de nuestra vida está dedicado a realizar actividades inútiles que ni nos benefician a nosotros, ni a las personas con las que nos relacionamos.

Tampoco Dios da puntada sin hilo. “Para los que aman a Dios todo lo que les sucede es para bien” dice San Pablo en la carta a los Romanos. El problema es darnos cuenta de las puntadas de Dios, qué es lo que Dios quiere decirnos o que saquemos en claro de cada situación de la vida, sea alegre o triste, de éxito o de fracaso. Dios siempre tiene un proyecto, un plan, para nosotros, nuestro problema, a veces, es descubrirlo, sobre todo, en las noches oscuras, en los momentos de desierto. Ahí se pone a prueba nuestra fe para saber descubrir las puntadas de Dios y su sentido. En esos momentos, sobre todo, debemos ser valientes, no tirar la toalla, serán muchas piedras las que encontremos en el camino, pero aun así, debemos seguir confiando en Él siempre, porque ÉL “no da puntada sin hilo” y siempre son puntadas para nuestro bien. ¡Feliz Pascua de Resurrección!
Mateo del Blanco

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…

¿Una Iglesia que se muere?

¿Una Iglesia que se muere?

Artículo original publicado en Vida Nueva el 16/07/2022 El pasado 29 de junio, solemnidad de san Pedro y san Pablo,...

Jóvenes estivales

Jóvenes estivales

Abundan las imágenes de jóvenes en verano. Las televisiones y las redes se...

La vida como vocación

La vida como vocación

Son de esos acontecimientos que nos llenan de alegría. El final del curso viene marcado, en las inspectorías...