X (antes conocido como Twitter)

Aprendiendo a Vivir

19 octubre 2023

@jotallorente

l

Las redes sociales influyen en nuestras vidas y en nuestra manera de pensar temas importantes. Twitter o “X”, como se llama ahora, es una de ellas.

Si eres usuario habitual de Twitter y tienes activadas las notificaciones en el correo electrónico, seguramente habrás notado que los correos ahora comienzan con “X (anteriormente conocido como Twitter)”. Si no lo eres, es probable que te hayas enterado de este cambio de nombre a través de las noticias. Esto me ha hecho reflexionar sobre los cambios vertiginosos a los que nos obligan las redes sociales y cómo influyen en nuestra vida, incluso en nuestra forma de hablar. Pero primero un poco de historia.

Twitter comenzó en 2004 cuando sus creadores registraron la empresa que posteriormente desarrollaría este servicio. En 2005, comenzaron a trabajar en las primeras ideas y en 2006, Jack Dorsey publicó el primer tuit en la historia de la red social. Esto significa que la empresa tiene apenas 20 años. Durante estos años, Twitter se ha convertido en una referencia mundial en la difusión de noticias, es una fuente importante de información sobre eventos y se utiliza para organizar protestas y campañas. En la actualidad, cuenta con más de 330 millones de usuarios activos mensuales en todo el mundo y es una herramienta clave para enterarse de lo que pasa en el mundo.

Alguno se preguntará el por qué de este rollo histórico, voy a ver si consigo centrarme un poco. Sigo. Ocho años después de que se publicara el primer tuit, en 2014, la palabra “tuitear” se añadió al Diccionario de la lengua española. Ese mismo año se incluyeron una serie de neologismos relacionados con las nuevas tecnologías, como “retuitear”, “hashtag” y “meme”. La palabra “tuitear” se define como “enviar un mensaje a través de Twitter” y se ha convertido en un verbo ampliamente utilizado en la actualidad. El verbo proviene de la palabra inglesa “to tweet”, que significa “chirriar” y su origen se debe al sonido que hacen los pájaros cuando trinan.

Hablar y comunicarnos

En resumen, en menos de diez años, hemos visto cómo cambió nuestra forma de hablar y comunicarnos. Pero sigamos con la historia: el 27 de octubre de 2022, Elon Musk compró Twitter, una adquisición que generó controversia y fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación. No había pasado ni un año desde su compra cuando Musk anunció el cambio de nombre de Twitter a “X” el 27 de julio de 2023, argumentando que la marca “Twitter” no era adecuada para la nueva visión de la empresa.

Y aquí estamos, sin saber si debemos seguir diciendo “tuitear” o no. ¿Debe desaparecer una palabra que no tiene ni 10 años de historia? Algunos están comenzando a utilizar el término “postear”, que es mucho más genérico, pero, claro está, este término no está reconocido por la RAE, y ya sabemos lo puristas que somos con el lenguaje.

Muchos afirman que las redes sociales han llegado para quedarse y que han cambiado nuestra forma de relacionarnos y comunicarnos. En lo que respecta al lenguaje el cambio es aún mayor. Ahora, ya no estoy seguro de si debo animar a que me “retuiteen” o no. Nos vemos en Twitter, perdón, en X.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Enseñar a conversar

Enseñar a conversar

Estamos en un tiempo que dicen de cambio, que la Inteligencia Artificial, la IA, va a cambiar la forma de enseñar,...

Recuperar el relato

Recuperar el relato

Hemos de recuperar el relato y la narración como testimonio de nuestras vidas. Ser generadores de buenas noticias, que den ejemplo de que un mundo mejor es posible.