Fallece Don Ismael Mendizábal Unanue, salesiano y sacerdote en El Campello

1 noviembre 2015

l

Don Ismael Mendizábal Unanue, de la comunidad de El Campello (Alicante), ha fallecido hacia las 18:30 de la tarde del día de Todos los Santos. Su estado de salud, ya delicado desde hace algunos años, se había agravado en estos últimos días. Tenía 86 años de edad y había cumplido los 70 de salesiano y los 61 de sacerdote.


El funeral se celebrará el martes, 3 de noviembre de 2015, a las 11 de la mañana, en la parroquia-santuario de Salesianos El Campello (Alicante). A continuación se realizará el entierro en el Cementerio de esa localidad.


Don Ismael nació en Azkoitia (Gipuzkoa), en 1929. Hizo el Noviciado en Sant Vicenç del Horts, donde profesó en 1945. Estudió la Filosofía en Girona y realizó su tirocinio en Alcoi. Los estudios de Teología los hizo en Martí-Codolar y se ordenó de sacerdote en el Templo del Tibidabo, en Barcelona en 1954.


Después de dos años de estudios de Pedagogía en la Turín-La Crocetta, realizó una extensa e intensa labor pastoral en las casas salesianas de Valencia-San Antonio Abad, como director en los aspirantados de El Campello y Sádaba (Zaragoza); fue director de novicios y estudiantes de Filosofía en Godelleta.


Tras dos años como Vicario Inspectorial, recibió el cargo de Inspector de la antigua Inspectoría de Valencia de 1972 hasta 1977.


Siguieron veinticinco años en los que ejerció casi siempre de director en las casas salesianas de Alicante-Don Bosco, Valencia-Parroquia San Antonio Abad-Estudiantes de Teología; Burriana y Cartagena.


A partir de 1992 y hasta 1996, trabajó en los índices de las Memorias Biográficas de San Juan Bosco, en sus años de Madrid-Casa Don Bosco y de Zaragoza; fue después formador en el Teologado de Madrid-Carabanchel hasta el año 2000 y posteriormente encargado de los cursos de formación permanente en El Campello hasta 2005. Ese año volvió a Burriana y desde allí, ya enfermo, en 2011 fue destinado a El Campello, en donde ha permanecido hasta su fallecimiento.


Que el Señor Resucitado acoja a don Ismael Mendizábal entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana; que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo reciba con el cariño de Buena Madre del cielo, y que nuestro Padre San Juan Bosco lo tenga amorosamente junto a él.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…