Foto con Historia: El Padre Madina y Ciudad de los Muchachos

– Blog coordinado por Miguel Ángel Fernández, sdb

1 diciembre 2023

​Una magnífica fotografía de un retrato del Padre Madina rodeado de un grupo de niños y jóvenes. Esta fotografía enmarcada se encuentra ahora en la entrada principal del último pabellón construido en Salesianos-Ciudad de los Muchachos (Vallecas).

Este objeto es un bien cultural de especial interés salesiano, que está incluido en el inventario de patrimonio de la Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor -IPSSM-, para dar un nivel máximo de protección para su conservación patrimonial.

La idea para la creación de las llamadas Ciudades para los Muchachos fue del sacerdote católico de origen irlandés Edward Flanagan (1886-1948). Fundó su primera “Boys Town” en la ciudad de Omaha, Estados Unidos, en 1917, y en ella se recogía a niños abandonados, procedentes de familias de condición económica humilde o a chicos problemáticos. La institución tuvo tan buena acogida que, con los años, se abrieron más centros en otras partes del país. La obra de Flanagan traspasó fronteras y en España comenzaron a crearse otras ciudades a imagen y semejanza de la de Omaha. Se fundaron en lugares como Barcelona, Valencia, Ourense (esta tiene la particularidad de haber creado un circo con los propios chicos de la escuela), Granada o Alicante. Pero fue la del Puente de Vallecas, en Madrid, la que más popular llegó a ser y de la que hablaremos a continuación. Esta es su historia.

En 1940, la comunidad religiosa de los Agustinos Asuncionistas inició sus actividades en Madrid, en uno de los barrios obreros más deprimidos y con más necesidades de la capital: Vallecas; en uno de los momentos más duros en la historia de España, la posguerra. Fundaron la parroquia del Dulce Nombre de María, a la que también pertenecía la iglesia de San Felipe Neri, abriendo dos dispensarios, un comedor de ancianos, guardería, escuela y costurero, todo ello gratuito, para los vecinos más necesitados.

Fue allí donde se inició la obra educativa “Ciudad de los Muchachos” impulsada por varios sacerdotes: el Padre Luis Madina Michelena (1911-1984); el Padre Ignacio García (1916-1969) y el Padre Tarsicio (1915-1999), por mencionar sólo a tres de los más destacados. Todos trabajaron con ahínco y entusiasmo en el barrio. Todos fueron, en cierto modo, cofundadores de la Ciudad de los Muchachos, pero quien llevó la batuta y la dirección fue el Padre Madina.

Este centro proporcionaba a los niños y jóvenes de las clases sociales más desfavorecidas: alimentación, guía espiritual, educación y formación profesional, en un barrio en el que la tasa de escolarización era casi nula. Aunque no solo fue pionero en este sentido; la Ciudad hacía a los propios chicos responsables de la convivencia dentro de la escuela, eligiendo a alumnos que desempeñarán los cargos de alcalde, concejal, juez, policía o incluso ministro.

En el año 1948 la Obra Educativa se independiza del resto de actividades de la parroquia y se abre la Escuela Profesional con cuatro talleres, varias aulas y unos 50 alumnos. La Ciudad de los Muchachos comienza y se desarrolla como tal, con el Padre Madina como director, gracias a las ayudas económicas del Ministerio de Trabajo, a donativos particulares y del pueblo de Madrid (que supieron del proyecto gracias a un programa de Radio Madrid al que el Padre Madina acudía semanalmente y en el que explicaba la obra y pedía colaboraciones), aunque también gracias a la difusión de su propia revista “Ciudad de los Muchachos”.

En 1949 se compró un terreno y se construyó el primer pabellón con cocina, comedor, talleres, aulas, biblioteca y salón de actos. Aunque la escuela comenzó siendo gestionada por el propio Ministerio de Trabajo, ciertas discrepancias entre los dirigentes oficiales laicos y los religiosos que trabajaban en ella hizo que, al final, se llegara al acuerdo de que esta quedará bajo la entera responsabilidad de los sacerdotes.

A principios de los años 50 se construyó la Guardería Infantil y se ampliaron las instalaciones con más aulas y talleres. En 1952 se inicia la costumbre de los campamentos en la sierra madrileña de Villalba, más concretamente en Mataelpino; su inmueble era un edificio de piedra con dormitorios, comedor, cocina y alguna que otra estancia más; esta iniciativa tuvo una estupenda acogida por parte de los chicos. No sería hasta 1962 cuando se empezaría a impartir cursos de Formación Profesional intensiva para adultos. La formación que recibían consistía en clases de cultura general por las mañanas y talleres profesionales por las tardes.

El Padre Madina abandonó Madrid en 1953, siendo sustituido en el cargo de director de La Ciudad de los Muchachos por el Padre Francisco San Martín. Sin embargo, este fundador continuó su labor y consiguió abrir otras cuatro Ciudades de Muchachos en el mundo, la última de ellas en la ciudad de Cali, Colombia, en la que finalmente murió y está enterrado.

Hasta aquí esta breves notas de historia sobre La Ciudad de los Muchachos; la Orden de Agustinos Asuncionistas dejó el centro en manos de los Salesianos en el año 1989, que actualmente siguen gestionando, y manteniendo la orientación cristiana del centro con el sistema educativo de San Juan Bosco. Esta nueva fuerza regenera las secciones y las moderniza para adaptarlas a la reciente reforma educativa. Hoy asisten a sus aulas unos 1.300 alumnos y alumnas que comienzan cursando la Educación Infantil y pueden acabar haciendo Ciclos de Grado Superior.

DATOS FOTOGRAFÍA
Retrato del Padre Madina con un grupo de niños y jóvenes, a mitad del siglo XX
Copia en blanco y negro, en soporte de papel con emulsión fotográfica.
Salesianos-Ciudad de los Muchachos (Vallecas)
Núm. inventario patrimonio SSM: 01MCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Foto con Historia: Eucaristía Domingo Savio

Foto con Historia: Eucaristía Domingo Savio

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.

Foto con Historia: Antigua publicidad salesiana de Madrid

Foto con Historia: Antigua publicidad salesiana de Madrid

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.

Foto con Historia: María Auxiliadora está arriba

Foto con Historia: María Auxiliadora está arriba

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.