Foto con historia: El proyecto de Salesianos Atocha

– Blog coordinado por Miguel Ángel Fernández, sdb

23 mayo 2024

Esta imagen es una reproducción fotográfica de un proyecto para las Escuelas de Artes y Oficios de los salesianos de Atocha, en Madrid. Este croquis aparece impreso en un folleto sobre esta obra salesiana en 1926. En este año y con ocasión de las Bodas de Plata de la casa salesiana de Atocha (1901-1926), el arquitecto Salesiano Cooperador don Joaquín Saldaña presentó este nuevo proyecto de Nueva Escuela Salesiana. Era un grandioso colegio edificado sobre unos 20.000 m² que albergaría a 500 internos de Artes y Oficios, 500 externos y un Oratorio para 1.000 niños. Esta publicación se realizó en el propio taller de imprenta de la casa. Un importante documento histórico recuperado en una preocupación para rescatar del olvido. Ahora será preservado en el archivo histórico de Salesianos Atocha para conocimiento de la historia de las futuras generaciones salesianas.

Fue la gran preocupación del director salesiano don Antonio Castilla el levantar unas Escuelas Profesionales en Atocha, pero, viendo que el terreno disponible en Atocha era insuficiente, compró dos hectáreas de terreno en el Paseo de Extremadura con un donativo de doña Estefanía de la Torre, viuda de Irigoyen. Don Antonio, aunque parecía un tanto retraído y reservado, tenía simpatía con la gente y garra para conseguir el dinero. Sin duda aprendió esa cualidad de su gran maestro salesiano don Ernesto Oberti, con quien colaboró para conseguir las primeras propiedades en Atocha. En su último año de Director de Atocha recibió un buen donativo a través del jesuita P. Garzón, con el cual pagó toda la deuda que aún existía de la construcción de la iglesia y se construyó el edificio a la derecha de la portería que se destinó a habitaciones para el personal, dormitorio para internos, cocina, comedores y despensa.

El siguiente director salesiano, don José Manfredini, consciente de que era mejor desarrollar la obra salesiana donde ya había casa, aunque los terrenos eran más caros, pero pensando que se podría realizar antes que en el terreno de Paseo de Extremadura, se decidió a comprar diversas propiedades en Atocha. Y así, en abril de 1916 adquiere 2.816 m² y en julio de este mismo año compra otros 6.114 m² a su nombre y de otros salesianos, entregando dinero en mano y el resto con una deuda a pagar en cinco años.

Desde que tomó posesión del cargo de director, don José Manfredini, no pensaba en otra cosa que en la Primera Piedra de los talleres de Artes y Oficios y traer a esa ceremonia a los Reyes de España, consciente de que ellos arrastrarían altas personalidades a conocer la Obra de Atocha y conseguir más ayudas. Pretendía también don Manfredini dar que hablar en la prensa nacional de esta presencia salesiana y lo logró. El acontecimiento de la colocación de la primera piedra tuvo lugar el 29 de mayo de 1917. También, don Manfredini publicó un artículo con un primer croquis de un proyecto del arquitecto de Joaquín Saldaña con el fin de recaudar dinero para las obras de las Escuelas de Artes y Oficios.

Hay que reconocer que don José Manfredini, que había convivido dos años en el Oratorio de Valdocco con el mismo Don Bosco, fue el gran Director de Atocha de la década de 1911 a 1920 que, con gran visión de futuro, logró levantar el nivel docente de las Escuelas y hacerse con casi todas las propiedades colindantes con la primitiva casita que adquirió don Ernesto Oberti. Aunque los grandes pabellones modernos de este proyecto, que soñaba don José Manfredini, no fueron realidad hasta después de la Guerra Civil (1936-1939), no por eso dejaron de funcionar varios talleres con personal salesiano. Don José Manfredini logró poner en marcha los talleres de forja, zapatería, sastrería, imprenta y encuadernación, carpintería y ebanistería, aprovechando los espacios libres. Así, en pequeño, comenzaron las Escuelas Profesionales de Atocha de tan digno hacer.

Este gran impulsor de Salesianos Atocha, don José Manfredini cesa como Director tras su sexenio y va destinado, también como director, a la casa de Campello. Le sustituye en el directorado don Julián Massana (1921-25) que procede de Mataró, casa en que ostentaba el mismo cargo; en Atocha, este director, construye el gran teatro con fachada a Sebastián Elcano (1923), con capacidad para 2.000 alumnos.

En 1926, la casa salesiana de Atocha celebra ya las Bodas de Plata de su fundación con la presencia del Rector Mayor, don Felipe Rinaldi. Y en el año 1929 hay una buena noticia salesiana: la beatificación de Don Bosco.

Don José Manfredini, director de Atocha en el sexenio 1915-1921, fue el alma del gran acontecimiento de la década en Atocha con la colocación de la primera piedra de los talleres de Artes y Oficios, con asistencia de los Reyes de España (1917). Después de don Ernesto Oberti, es don José María Manfredini el gran forjador de la Casa de Atocha, adquiriendo la mayoría de las propiedades que ahora forman el complejo salesiano de Atocha.

FUENTE IMAGEN:
ARCHIVO HISTÓRICO SALESIANOS ATOCHA,
Folleto impreso a dos tintas en papel de 1926.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…