Foto con Historia: Luis Martí codolar

– Blog coordinado por Miguel Ángel Fernández, sdb

28 julio 2023

En esta antigua fotografía contemplamos una escena de la Escuela Profesional Salesiana de Tokio, donde un profesor sigue el aprendizaje de un alumno sentado ante una linotipia, máquina para componer líneas de texto en plomo para su posterior impresión.  En 1935 se establecieron las primeras enseñanzas  de impresión y costura en esta escuela técnica. En la actualidad, es un Colegio Tecnológico Salesiano acreditado para colegio de tecnología por la Institución Nacional de Grados Académicos y Evaluación Universitaria

La presencia salesiana en Japón se remonta a 1926, cuando tres salesianos – entre ellos el venerable Don Vicente Cimatti – dejaron China y se dirigieron hacia el este del país, donde se hicieron cargo de las estructuras dejadas por los misioneros de las Misiones Extranjeras de París: Miyazaki, Oita y Nakatsu. Desde la llegada el 8 de Febrero de 1926, los salesianos sufriendo con el idioma japonés, pero no les impidió para comenzar enérgicamente el trabajo pastoral. Un año después el Japón fue reconocido con el estatus de Visitaduría y  en 1928  se inició la publicación de “Don Bosco”, antecesor del Boletín Salesiano local, que en estos últimos días ha llegado a la edición número mil.

Siguen unos años de gran expansión y profundización del carisma salesiano: en 1933, por invitación del obispo local, los Salesianos llegaron a Tokio y se hicieron cargo de la Iglesia de Mikawashima y el orfanato; y dos años más tarde se inauguró la escuela técnica de Ikuei, siempre en Tokio, mientras en 1937, además de ser erigida la Inspectoría nipona, fue también establecida oficialmente la Congregación femenina de las Hermanas de la Caridad de la Myazaki – 10 º Grupo de la Familia Salesiana-, que en 2009 cambió su nombre por el de “Hermanas de la Caridad de Jesús”.

Más tarde, como todo el país, también la presencia salesiana se resintió de la grave situación de guerra, pero en 1944 se produjo un evento, sin embargo, muy significativo: fue ordenado sacerdote don Martin Akimoto, el primer salesiano japonés.

En 1954, la inspectoría japonesa comenzó a enviar a sus misioneros más allá de sus fronteras: en primer lugar a Corea del Sur – que en 1972 se convertirá en Visitaduría – y luego, desde 1994, a las Islas Salomón, confiadas sucesivamente al cuidado de la Inspectoría de Filipinas Norte.

Actualmente la Inspectoría de San Francisco Javier  en Tokio tiene 15 obras: 7 escuelas de pre-escolar, una escuela primaria, una escuela media, 3 escuelas de secundaria y un politécnico, más 2 obras sociales. Los 107 salesianos, de los cuales 77 son autóctonos, animan también 8 parroquias salesianas, diversas parroquias confiadas, 7 oratorios festivos y 2 aspirantados salesianos.

DATOS FOTOGRAFÍA
Original en soporte de papel mate, con capa de emulsión fotográfica 
Fondo fotográfico del Archivo Boletín Salesiano.
CENTRO HISTÓRICO SALESIANO CARABANCHEL

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Foto con Historia: Antigua publicidad salesiana de Madrid

Foto con Historia: Antigua publicidad salesiana de Madrid

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.

Foto con Historia: María Auxiliadora está arriba

Foto con Historia: María Auxiliadora está arriba

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.

Foto con historia: Primera crónica de la casa Salesiana de Santander

Foto con historia: Primera crónica de la casa Salesiana de Santander

Esta fotografía de estudio, figura entera, presenta un magnífico retrato de don Miguel Rúa. Una imagen sobria, vestido con sotana sacerdotal con una pose de manos entrelazadas. Hay otra versión, más conocida por su difusión, que tiene un libro en una mano y apoyado en la mesa.