La Pastoral Juvenil oferta un plan formativo para agentes de formación afectivo-sexual

8 julio 2024

Salesianos Comunicación

l

Para trabajar los elementos biológicos de la persona, entender cómo las emociones lideran la vida y son la base de un autoconocimiento y cuidado personal.

En sintonía con la exhortación postsinodal Amoris Laetitia y a la luz de los planteamientos en el Seminario de estudio sobre «Familia y Pastoral Juvenil» los Salesianos proponen un “plan para la formación de agentes de educación afectiva y sexual”. Este plan pretende atender la motivación de los propios educadores, así como dotar de recursos y claves para poder ser agentes de formación coherentes y cualificados.

Desde Pastoral Juvenil de Salesianos España se quiere ofrecer esta formación a aquellas personas que en las inspectorías salesianas y en las obras como orientadores, coordinadores de pastoral, tutores, animadores, educadores en general y responsables de formación puedan liderar, coordinar y dinamizar los procesos de  formación afectiva y sexual.

«Nos orientamos por una formación que tenga parte presencial y parte online tutorizada. Creemos que el mejor formato es una formación presencial repartida en tres semanas donde se trabajará  la Exposición de contenidos, el Uso de metodologías activas, se favorecerá la reflexión compartida además de contar  con un enfoque práctico.

El proceso de inscripción comenzó el 1 de julio de 2024 y terminará el 1 de diciembre de 2024. La inscripción se realiza a través de la pagina WEB del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil.



0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
POV

POV

A nuestros adolescentes y jóvenes les ha tocado vivir la “realidad” de las redes sociales. En muchos casos, en ellas consumen videos en los que se les influye en sus percepciones de la realidad y autoestima, privándoles de la capacidad crítica para valorarlos en profundidad.