Recordando el viaje de Don Bosco a Barcelona

31 julio 2022

Comunicación Campobosco

l

Los jóvenes que participan en el Campobosco 2022, que dio comienzo este sábado 30, visitaron los lugares salesianos en Barcelona, tierra que acogió a San Juan Bosco en 1886.

El segundo día del Campobosco 2022 (#CPB22), tras la inauguración del mismo la tarde anterior, llevó a sus participantes a visitar la Barcelona salesiana.

En esta edición, por la numerosa presencia de jóvenes que han decidido participar y disfrutar de esta experiencia organizada por la Pastoral Juvenil Salesiana, se han formado dos grandes grupos que realizan todas las actividades programadas para cada día, pero por separado y en diferentes momentos.

De este modo, uno de los dos grupos, el que está alojado en Salesianos Martí-Codolar, comenzó el día con una oración y la presentación del día a las 10 de la mañana. Posteriormente, una hora después, comenzaron las reuniones grupales con los participantes y sus animadores. En este momento, realizaron la visita al Centro Juvenil y al Museo de Martí-Codolar, donde pudieron empaparse de historia salesiana, con aquella visita tan especial que Don Bosco realizara a Barcelona entre abril y mayo de 1886, justo dos años antes de morir, además de rememorar la histórica fotografía del 3 de mayo de 1886 con Don Bosco sentado, rodeado de chicos huérfanos del Oratorio de Sarriá, junto con algunas personalidades de la sociedad barcelonesa, de la Venerable Doña Dorotea de Chopitea o de Don Rua, entre otros. A las 13 horas, en las escalinatas del pabellón académico, se celebró la eucaristía para estos jóvenes.

Por la tarde, después de la comida, los jóvenes de este primer grupo alojado en Martí-Codolar, fueron convocados para visitar la Barcelona salesiana, un recorrido que les llevó a las presencias salesianas de Can Prats, donde San Juan Bosco –en aquella visita a Barcelona de 1886– tuvo el sueño misionero de la joven Congregación Salesiana; la Parroquia de María Auxiliadora de Salesianos Sarriá y la cercana Torre Gironella –presencia de las Salesianas en Barcelona por intercesión de doña Dorotea de Chopitea–; y el Templo Expiatorio al Sagrado Corazón de Jesús en el Tibidabo en manos de los salesianos, donde, además de disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad de Barcelona, los jóvenes pudieron visitar su Cripta con la capilla de la adoración perpetua al Santísimo Sacramento, la Iglesia o la parte superior del Templo, a los pies de la enorme imagen de 8 metros de altura de Jesús.

A la vuelta a Salesianos Martí-Codolar, los jóvenes tuvieron la cena, un tiempo interior y oración comunitaria y escucharon las ‘buenas noches’ salesianas por parte de uno de los miembros colaboradores de los Salesianos Cooperadores.

Por su parte, el segundo de los grupos alojado en Salesianos Horta realizó las mismas actividades que el primero, pero con distinto horario. Por la mañana, hicieron las visitas anteriormente mencionadas a Can Prats, la Parroquia de Sarriá, Torre Gironella y el Tibidabo para, tras la comida celebrada conjuntamente en Salesianos Martí-Codolar por todos los participantes, realizaron sus reuniones grupales, sus visitas al CJ y al Museo y celebraron la misa a las 19:30 horas.

“¿Será una experiencia que os toque el corazón?”

Ambas misas estuvieron presididas por el Provincial de la Inspectoría Santiago el Mayor (SSM), Fernando García, y concelebrada por otros salesianos. En las homilías, “Nando” les predicó sobre las lecturas del día que hablaron de la contraposición entre estar llenos o estar vacíos. Puso el ejemplo de Don Bosco. “Dios habla a las personas, y habló a un niño llamado Juanito Bosco en su sueño de los 9 años. Dios le llamaba a rellenar vacíos entre sus amigos y conocidos, pero, para ello, Juanito tenía que estar lleno”. Puso varios ejemplos, como en las cárceles donde estaban tantos chicos abandonados de su tiempo. “Don Bosco supo ver las necesidades de los jóvenes”.

Fernando continuó con sus palabras centradas en dónde Don Bosco vería hoy a las personas vacías. “Hoy vería que hay mucha soledad en la juventud; también un gran vacío en sentirse desorientados –saber hacia dónde los jóvenes deben caminar–. Y además con la ausencia de Dios en nuestra sociedad, porque el mensaje de Dios no cala y la Palabra no trae paz, amor o responsabilidad”. Terminó aludiendo a las casas salesianas: “En nuestras presencias, llenaremos vacíos, si hay jóvenes que queráis ser evangelizadores de otros jóvenes”.

Tras la eucaristía, los jóvenes regresaron a Salesianos Horta para tener la cena, un tiempo de reflexión y oración comunitaria y la charla del ‘buenas noches’, impartido también por uno de Salesianos Cooperadores que participa en el correcto desarrollo del encuentro.

Después, a descansar. Al día siguiente les espera el largo viaje a Italia, hasta el Colle Don Bosco, donde comenzará la visita a los lugares salesianos en el Piamonte.

 

Sigue el Campobosco 2022

Facebook: MJS España

Instagram: mjs_es

Twitter: @MJS_es

Youtube: SalesianosEs

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…

ActualidadFamilia Salesianasmxssm
Los Salesianos Cooperadores de la Región Ibérica peregrinan a la tierra de San Francisco de Sales

Los Salesianos Cooperadores de la Región Ibérica peregrinan a la tierra de San Francisco de Sales

Un grupo de SSCC de la Región Ibérica, acompañados de José Antonio Hernández (SDB) y Mari Carmen San Miguel (FMA), además de algún otro miembro de la Familia Salesiana (Damas Salesianas y Antiguos Alumnos), ha recorrido del 1 al 6 de agosto los lugares de San...