Logroño: 200 adolescentes buscan dar sabor a su vida al estilo de Jesús

27 marzo 2018

l

El Txikibosco 2018 reúne a chavales de entre 14 y 16 años para reflexionar sobre las Bienaventuranzas como propuesta para ser felices.

Con una propuesta muy bien cuidada es un encuentro que ha buscado que los chicos y chicas, de entre 14 y 16 años, se impliquen en el proyecto de su propia felicidad.

Ha tenido lugar entre el 24 y 25 de marzo, teniendo siempre el Domingo de Ramos como momento importante del encuentro en el que, el grupo de jóvenes aclamó con sus ramos a Jesús y celebró el amor entrañable que Dios nos tiene.

Coincidiendo con el final del trimestre escolar, El Txikibosco es el encuentro de adolescentes que participan en Grupos de Fe, de Deusto, Barakaldo y Cruces en Vizcaya, Intxaurrondo en Donostia, Logroño, Pamplona y Santander.

233 participantes, convocados desde el slogan “Dale Sabor a tu vida” dentro de la Campaña pastoral de este curso de Salesianos Santiago el Mayor: “El Sabor de la Felicidad”.

Utilizando el símil de la cocina, con una metodología activa, han buscado los mejores ingredientes, han compartido con los demás sus inquietudes y lo han contrastado con el proyecto de Jesús, a través de las Bienaventuranzas. Como no podía ser de otra forma, el encuentro ha contado con momentos de celebración (reconciliación y eucaristía), otros de oración, además de la Fiesta final del sábado noche.

Una experiencia similiar vivieron en León y en Santiago hace algunos meses. Este tipo de encuentros son hitos importantes en el itinerario formativo de los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
Vivir dando gracias

Vivir dando gracias

A veces pensamos que nuestra vida cristiana es una forma de vida en la que cumplimos ciertos mandamientos, ritos y costumbres, y que al final nos llegará un premio. ¡Qué equivocados estamos! Vivir así la vida cristiana puede causarnos agobio, ya que por mucho que...