Campobosco 2022, “¡Atrévete, confía, vive!”

26 julio 2022

Comunicación Salesianos

l

Este próximo sábado 30 de julio comenzará una nueva edición del Campobosco, un encuentro juvenil salesiano que reúne a cerca de 780 jóvenes y que visitarán los lugares salesianos de Don Bosco y María Mazzarello en Barcelona, Mornese o Turín.

El Campobosco 2022 está a punto de comenzar. Con el lema “¡Atrévete, confía, vive!”, la edición de este año congrega a 774 participantes, de 19 años de edad en adelante, pertenecientes al Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) de salesianos y salesianas de España y Portugal.

Organizado por la Pastoral Juvenil Salesiana, los participantes, animadores de Centros Juveniles salesianos en su mayoría, visitarán, del 30 de julio al 8 de agosto, los lugares salesianos más importantes del nacimiento delcarisma salesiano, reflejado en la vida y obra de los santos Juan Bosco y María Mazzarello (Maín). Algunos de estos lugares están en Barcelona (que visitó Don Bosco), pero, sobre todo,en I Becchi, Mornese, Chieri y Turín-Valdocco –estos últimos en Italia–.

Los objetivos del encuentro son hacer vida cristiana encontrándose con Jesús a través de la experiencia de vida cristiana que vivieron Don Bosco, Maín y los jóvenes del primer oratorio; proponer las figuras de los jóvenes santos que florecieron en Valdocco y Mornese como inspiración para el propio proyecto de vida evangélico, y vivir el sentido de Iglesia desde el protagonismo juvenil y la comunión carismática en sintonía con toda la comunidad cristiana que camina hacia el sínodo.

¿Qué les espera?

El punto de partida será Barcelona, con la inauguración del encuentro este próximo sábado 30 de julio. Don Bosco visitó la ciudad condal en abril-mayo de 1886, dos años antes de su fallecimiento. La ruta continuará, tras un largo viaje en autobuses atravesando Francia, por el Piamonte italiano. Los jóvenes se alojarán en el Colle Don Bosco en I Becchi, lugar en el que nació Juan Bosco en agosto de 1815. Desde allí se desplazarán a Chieri, en cuyo seminario se formó como sacerdote el fundador de la Congregación Salesiana, y a otros pueblos y ciudades significativas en su vida. También pasarán por Mornese, tierra de origen de María Mazzarello, cofundadora con Don Bosco del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas), que este año se encuentra celebrando el 150 aniversario de su fundación. Turín-Valdocco será el último destino de la peregrinación juvenil, para visitar el primer oratorio salesiano y la Basílica de María Auxiliadora, así como en la propia ciudad, algunos de los lugares donde Don Bosco desarrolló su misión entre los jóvenes.

Además de los lugares y de los santos salesianos, los participantes se encontrarán y escucharán las palabras del Rector Mayor, Ángel Fernández Artime, de la Superiora General de las Salesianas, Chiara Cazzuola, del Consejero para la Pastoral Juvenil de los Salesianos, Miguel Ángel García Morcuende, de la Consejera para la Pastoral Juvenil de las Salesianas, Runita Galve, del Consejero Regional para Europa Mediterránea, Juan Carlos Pérez Godoy, de los Provinciales de España, Fernando García (SSM) y Ángel Asurmendi (SMX), y de la Provincial de las Salesianas en España, Charo Ten, o del Director del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil (CNSPJ) de España, José Miguel Núñez.

Expectativas salesianas

Para Xabier Camino y Jordi Lleixà, delegados inspectoriales de Pastoral Juvenil de Salesianos Santiago el Mayor (SSM) y Salesianos María Auxiliadora (SMX) respectivamente, el Campobosco es un gran evento creyente de enorme protagonismo juvenil.

“El Campobosco siempre es un regalo de encuentro. La experiencia toca lo más profundo de quienes participan, favoreciendo un viaje interior a las raíces de nuestro carisma salesiano que fortalece aún más lo que somos y hacemos en cada una de nuestras Casas”, explica Camino. “Visitar los lugares de nuestros orígenes remueve nuestro corazón y nos retrotrae a nuestras raíces, que nos recuerdan quiénes somos y quienes estamos llamados a ser en la Iglesia y en el mundo. La experiencia no deja indiferente a nadie y, ciertamente, marca un antes y un después en la vida cristiana de los jóvenes que participan en ella”, añade.

“He tenido la oportunidad de participar en seis Campoboscos. Este del 2022 será el séptimo para mí, en esta ocasión como Delegado inspectorial de Pastoral Juvenil. Las expectativas son muy altas porque, tras estos años de pandemia, la ilusión por encontrarnos en la Tierra Santa salesiana es aún mayor y se palpa en el ambiente de quienes ya esperan el encuentro con muchas ganas. Será una oportunidad para sentirnos familia, celebrar juntos nuestra fe, compartir la alegría propia de nuestra espiritualidad juvenil salesiana y seguir comprometiendo nuestra vida en un proyecto vocacional lleno de sentido a la luz del Evangelio”, concluye.

Por otra parte, Jordi Lleixà espera que “este encuentro sea para sus participantes, y para todas las personas que les acompañamos, una experiencia de encuentro con Jesús Resucitado que nos impulse a implicarnos más en la apasionante misión salesiana. Ir a los orígenes de las vidas de Don Bosco y María Mazzarello nos tiene que ayudar a ver que todo es obra de Dios, que ellos sintieron la llamada a dar su vida por los jóvenes, y que ahora esta llamada se dirige a nosotros. El Campobosco siempre ha sido un momento de revitalización pastoral para las Inspectorías y cada una de las Casas que participan. Mi deseo es que esta vez vuelva a serlo”.

“En el horizonte del Año de la Familia, del cuarto centenario de la muerte de San Francisco de Sales y del 150 aniversario de la fundación del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, con el Campobosco nos acercaremos a Jesús y su Evangelio a través de la Palabra de Dios, nos fijaremos en el rostro de Jesús que inspiró a nuestros fundadores, nos dejaremos confrontar por la fe que vivieron Don Bosco, María Mazzarello y los jóvenes del primer oratorio. En este Campobosco queremos alentar el protagonismo de los jóvenes, haciendo camino sinodal con la Iglesia de nuestro tiempo”, comentan desde la organización.

Aurora Escobar, salesiana perteneciente al equipo organizador del campobosco, afirma que “el campobosco es una experiencia que los jóvenes viven en un momento fundante de sus vida; en un momento de toma de decisiones vitales por lo que es muy importante que en estos días los jóvenes que participan experimenten a través de la Palabra, los sacramentos y el acompañamiento, que están llamados a hacer de sus vidas una obra de arte al estilo salesiano. Especialmente, es este 150 aniversario de nuestra fundación, la vida de Maín (como la de Don Bosco) nos enseña que todo lo que vivimos: desilusiones, dificultades, enfermedad, vacío, dolor, rupturas, precariedad… vivido con Dios puede ser transformado en una gran obra de arte que ilumine tantas otras vidas”.

Para José Miguel Núñez, director del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil y coordinador general del Campobosco 2022, se trata “de una experiencia única dentro de los procesos de crecimiento y maduración en la fe de nuestros jóvenes. No se trata de un evento aislado, sino de un momento cualificado de encuentro con uno mismo, con los demás y con Dios, con el estilo salesiano, en el camino de discernimiento cristiano que todos hemos de realizar. Remontarnos a los orígenes del carisma, a la experiencia viva de Don Bosco y Madre Mazzarello, es una oportunidad extraordinaria para descubrir caminos creyentes y vocacionales que orienten la propia vida”. Y añade, “lo hemos preparado con mucha ilusión y con la implicación de muchas personas, en un gran equipo, que lleva trabajando desde hace muchos meses. No me cabe duda de que será una experiencia extraordinaria”.

Una app informativa

Como ya sucediera en la edición anterior de 2018, los jóvenes participantes contarán con una aplicación de móvil para acceder a toda la información del Campobosco. La app ha sido desarrollada por Carlos Magán, animador del Centro Juvenil Salesianos Atocha de Madrid, ingeniero en Telecomunicaciones.

En la app de esta edición, los jóvenes participantes tienen la posibilidad de entrar en un cuaderno de viajes con diferentes apartados: una introducción, que pone en contexto la realización de este Campobosco 2022; un apartado cronológico de historia, con los momentos más destacados de Don Bosco, Maín o de los Salesianos e Hijas de María Auxiliadora; el apartado de materiales (con el sentido del día y la oración de la noche desde el día de inauguración hasta el de clausura); una carpeta de visitas, en el que se especifica los lugares que se visitan en este encuentro juvenil; otro apartado de horarios, para que ningún joven se ‘despiste’; el que hace alusión a ‘profundiza’, como ayuda para interiorizar en uno mismo; y, por último, el apartado del himno, con la letra de la canción oficial de este encuentro: «¡Atrévete, confía, vive!».

Con esta iniciativa, los participantes no necesitan material impreso para poder seguir el encuentro. Además, pueden configurar la app para recibir alertas que les recuerden la actividad que toca en cada momento.

Descarga la APP #CPB22

Un himno creado por Nico Montero

Como ha sido habitual en anteriores ediciones, el Campobosco 2022 tendrá un himno, una canción que pondrá sonido a todo el encuentro juvenil. La canción responde al lema elegido para el evento: “¡Atrévete, confía, vive!” y fue compuesta por el cantante Nico Montero y su grupo musical, los cuales también participarán y ambientarán musicalmente en este encuentro tan importante a nivel pastoral salesiano.

Historia del Campobosco

El Campobosco es un encuentro multitudinario organizado por la pastoral juvenil salesiana de España y Portugal en el que los jóvenes participantes recorren la tierra donde nació el carisma salesiano, la tierra de Don Bosco y Madre Mazzarello, acercándose a su experiencia espiritual y a su respuesta creyente.

Con esta son ya catorce ediciones las que se han celebrado, desde la primera en 1981 en Mohernando (Guadalajara). Ya fue en la tercera edición, celebrada en 1986, cuando se organizó por primera vez recorriendo los lugares santos salesianos de Italia, devolviendo con gratitud la visita que el santo turinés realizara en 1886 a Barcelona, dos años antes de fallecer.

Posteriormente se celebraron las ediciones de 1988 (conmemorativo del centenario de la muerte de Don Bosco), 1991, 1994, 1997, 2001, 2004, 2007, 2010, 2014, 2018 y la actual, de 2022. Desde entonces, en todas estas ediciones, se estima que han sido unos 7.500 jóvenes los que han participado de esta experiencia salesiana.

Sigue el Campobosco 2022 (#CPB22)

Facebook: MJS España

Instagram: mjs_es

Twitter: @MJS_es

Youtube: SalesianosEs

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…