Entrevista al Rector Mayor por el futuro San Artémides Zatti

4 octubre 2022

ANS

l

El Rector Mayor concede una entrevista a la Agencia de Noticias Salesiana (ANS) previa a la proclamación como santo del salesiano coadjutor Artémides Zatti este próximo domingo 9 de octubre.

Pregunta.- Este es un gran evento para toda la Congregación Salesiana, pero también para toda la Iglesia y la Familia Salesiana. ¿Qué significa para nuestra Familia Salesiana tener un nuevo santo tan importante?

Rector Mayor: Sí, significa mucho. Ante todo es un don de Dios, una gracia. Porque la santidad es una gracia, es un don muy grande de Dios. Pero no es sólo el primer salesiano santo no mártir, es además un salesiano coadjutor (no sacerdote), y también migrante italiano en Argentina, y en particular en la Patagonia, donde realizó su misión. Una misión que podemos definir como salesiano coadjutor, educador, a partir del mundo de la salud. Todo esto significa una diversidad muy rica. Es un gran don, como dijo mi predecesor, don Juan Edmundo Vecchi en el momento de la beatificación, nos faltaba en el gran cuadro de la santidad salesiana la figura de un coadjutor; hoy asistimos al gran don de su canonización.

P.- Cuando tenía unos diecisiete años, Artémides Zatti emigró con su familia a Argentina. Y esto está un poco en sintonía con la enseñanza y las opciones pastorales del papa Francisco, que ahora podemos observar en la Iglesia Católica. ¿Cómo fue el corazón del migrante Artémides Zatti?

R.- Un joven con una sensibilidad religiosa cristiana muy fuerte, tan fuerte era la identidad cristiana de esa familia migrante, que afortunadamente (por gracia, como siempre, a través de las mediaciones que Dios pone en el camino de todos y cada uno de nosotros) encuentra y encuentran una parroquia salesiana. Y allí también Artémides encuentra a un confesor y acompañante salesiano, que será al mismo tiempo un guía espiritual.

Y todo esto, creo poder decirlo, en la total sencillez de la vida cristiana, en el seno de una familia migrante que trabaja, que se siente muy unida, y con una persona joven, con un alma muy sensible y abierta a Dios. Este me parece el perfil del joven Artémides Zatti.

P.- Podemos decir entonces que era un personaje muy interesante, interesantísimo, y además de una bondad excepcional, era un personaje muy fascinante. Y nosotros, como salesianos, ¿qué queremos mostrar al mundo ahora, a través de su figura, a través del testimonio de Zatti?

R.- Me tomo la libertad de observar, dijiste «fascinante», y debo decir que en el perfil del joven Artémides no se veía nada de particular. Sólo el salesiano que lo acompañaba vio una sensibilidad muy grande hacia Dios, una gran capacidad de servicio, una gran disponibilidad para hacer las cosas bien. Es un joven que después hace todo un camino vocacional, golpeado por la enfermedad, golpeado al ver que su sueño de ser sacerdote salesiano ya no sería posible… Pues bien, en este camino, emerge la gran figura de un sencillo y humilde salesiano coadjutor, activo en un lugar lejano de la Patagonia austral, donde había poco o casi nada (sigue siendo así hoy en la pequeña ciudad argentina de Viedma).

Surge allí esta figura del convencido, fascinado, enamorado de Dios, de Jesús, y que busca y encuentra en el servicio a los demás, entre ellos a los más pobres, el camino para ser muy feliz, y siempre también con un gran sentido de comunidad y congregación. Esto es muy importante para subrayar también a toda la Familia Salesiana, pero particularmente para nosotros los Salesianos de Don Bosco, un salesiano con un profundo sentido comunitario y también de servicio a la comunidad.

P.- Artémides Zatti trabajaba en un país muy alejado de Europa. Pero ahora estamos en Valdocco, en el lugar donde nació la Familia Salesiana, y estos muros, estas piedras, nos recuerdan a Don Bosco. ¡Tal vez Don Bosco y sus muchachos tocaron, trajeron estas piedras de un río cercano! Estamos en el Museo de Don Bosco, en Turín, en Valdocco. ¿Qué nos dice Don Bosco hoy desde este lugar, desde este museo, desde el lugar donde nació la Familia Salesiana, a través de la figura de Artémides Zatti, nuestro nuevo santo?

R.- Estamos en un lugar santo salesiano. Esta casa de Don Bosco, que hemos llamado Casa Museo Don Bosco, casa Pinardi, Palacio Pinardi, es una casa donde la vida de un hombre de gran sencillez, amor a Dios y búsqueda del cumplimiento de sus deberes, ha llevado al hecho maravilloso y extraordinario, que aquí, en este edificio donde estamos, vivían trece personas que hoy son santas, beatos o venerables, desde Mamá Margarita hasta los mártires chinos, por ejemplo. ¡Trece! Algunos también exalumnos de Don Bosco, que luego se convirtieron en fundadores de otras congregaciones, como Don Guanella, como Don Orione.

¿Qué nos dice todo esto? En mi opinión, nos habla de lo más esencial del carisma que el Espíritu Santo suscitó en Don Bosco. ¿Y cuál es el elemento verdaderamente esencial? Lo más esencial es siempre una gran fascinación por Dios (Don Bosco siempre trató de acercar a sus hijos a Jesús) y una fascinación por el servicio, la vida hermosa en la sencillez, la alegría de sentirse en familia, de sentirse bien entre los salesianos, en esta casa, en este tiempo, entre niños y jóvenes. Y creo que esto lo vivieron los primeros salesianos, y después, de otra manera, también con el toque femenino de una gran sencillez y humildad, las primeras hijas de María Auxiliadora. Y todo esto fue llevado luego a los primeros lugares misioneros, como fueron Argentina, la Patagonia y para las Hijas de María Auxiliadora, también en Uruguay.

P.- ¡Este lugar es muy importante para toda la Familia Salesiana! Pero volviendo ahora a la vida de nuestro nuevo santo, Artémides Zatti, recordemos que cuando era joven contrajo tuberculosis, asistiendo a un joven sacerdote, y luego se recuperó milagrosamente. Entonces vivió como enfermero, administrador del hospital y farmacia en Viedma. Y eso lo hace relevante en el contexto de la pandemia de la Covid-19. ¿Cómo puede ayudarnos este nuevo santo, Artémides Zatti, a superar las situaciones difíciles de la vida, como la pandemia? ¿La guerra en Ucrania?

R.- Cuando ya al final de su vida tuvo ese cáncer, dijo: «Bueno, vine aquí hace cuarenta años para morir y Dios me dio cuarenta años».

Es decir, una vida con muchas dificultades. Primero la realidad de la vida, y hoy también estamos hablando de tanto dolor en estas situaciones que hemos vivido con el coronavirus, tantas muertes y tantas familias afectadas por la muerte de seres queridos, la guerra de Ucrania y tantos otros elementos.

Al mismo tiempo, una característica permanente: el servicio y el trabajo al servicio de todos. Esta era una característica de Artémides, y subrayo un tercer elemento, que tendremos que profundizar en estos años. Artémides, siempre salesiano educador, coadjutor, pero educador, no en la escuela, en la escuela de la vida, en particular en el campo de la salud, en la cercanía a los enfermos, con las visitas, de ejemplo para las familias. Y dijo don Vecchi en la carta de beatificación, que sorprendentemente tenía esta autoridad moral que podía ir a todas las casas, a buscar a todas las familias de Viedma a cualquier hora. Al mismo tiempo, el religioso era un hombre de fe que oraba, muy fiel a los momentos comunitarios. Hoy a veces decimos: “No puedo estar en la comunidad porque tengo mucho que hacer”, Artémides Zatti tenía mucho que hacer, pero había tomado una decisión muy grande por su comunidad, y todo se volvía posible.

P.- Así, hablando de educación, de evangelización, vemos que este santo puede darnos un hermoso mensaje, evangelizó en situaciones de gran pobreza, prácticamente trató de evangelizar en todas las situaciones. Entonces, ¿cuál es el mensaje que lanza Artémides Zatti? ¿Qué mensaje envía a toda la Familia Salesiana en este campo de la educación y también de la evangelización?

R.- Sería esto: es posible hacer el bien, educar y evangelizar en todas las situaciones de la vida de las personas. Y estoy seguro de que Zatti hoy haría lo mismo, con la misma sencillez y con este fuego en el corazón para acercar a todos a Dios y a Jesús, y para servir a todos. Vuelvo a subrayar el servicio, la presencia (como me permití decir, el «sacramento salesiano», entre comillas) de nuestra presencia entre los jóvenes. Todo esto toca el corazón, cuando se hace con esta humildad, con la sencillez, de quien quiere estar cerca de los demás y al servicio de los demás.

P.- Gracias Don Ángel por todas estas palabras sobre Artémides Zatti, y esperamos que se convierta en una persona muy importante, en un santo muy importante para toda la Familia Salesiana y para toda la Iglesia Católica. Muchas gracias.

R.- Digo una última cosa, estoy convencido de esto. La santidad no es sólo la del día en que se proclama. Estoy convencido de que la santidad de San Artémides Zatti será para nuestra Familia Salesiana, de modo particular para nuestra Congregación, y más concretamente para la figura del salesiano coadjutor, no sólo un gran intercesor, sino un llamado permanente y una llamada… para responder a esta hermosa vocación, que trae, como decía, un profundo sentido de consagración, de amor por ser salesiano. Amaba tanto ser salesiano y, al mismo tiempo, amaba servir de muchas maneras, al igual que muchos de nuestros coadjutores salesianos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar…

Socialssm
“Na Rúa” en Salesianos Lugo celebra su décimo aniversario siendo un referente educativo

“Na Rúa” en Salesianos Lugo celebra su décimo aniversario siendo un referente educativo

Isabel Ferreiro orientadora del CEIP Paradai de Lugo conocedora del programa e invitada al aniversario escribía una carta en el periódico “El Progreso” de Lugo: “La Fundación JuanSoñador hace una estupenda labor y eso se pudo visualizar en el 10º aniversario del...

ActualidadFamilia Salesianasmxssm
Portugal acoge el foro Misionero Salesiano para profundizar en «El Primer Anuncio: Cómo comunicar a Cristo hoy»

Portugal acoge el foro Misionero Salesiano para profundizar en «El Primer Anuncio: Cómo comunicar a Cristo hoy»

Este encuentro también sirvió para la reunión de los Delegados Inspectoriales de Animación Misionera de la Región Mediterránea en Lisboa, “un encuentro para reflexionar y compartir la experiencia”.

smxSocial
Bosco Global presenta las experiencias de Voluntariado Internacional y campos de trabajo 2023

Bosco Global presenta las experiencias de Voluntariado Internacional y campos de trabajo 2023

Con el lema “Caminando con nuevas miradas”, la ONGD de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora abre las inscripciones para todas las personas interesadas en realizar estas experiencias el próximo verano en Tenerife , Ceuta y Jbeil (Líbano); y por otro, las experiencias de corta duración y larga duración en África o América Latina.

EscuelasFormación Profesionalssm
Los alumnos de audiovisuales de Salesianos Atocha participan en Understanding de Fluge

Los alumnos de audiovisuales de Salesianos Atocha participan en Understanding de Fluge

Acompañados por sus profesores, los alumnos del Grado Superior en Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos acudieron a este evento clave en el sector. Fluge Audiovisuales da cobertura a muchos de los grandes eventos que han protagonizado este año....

InfanciaSocialssm
La Federación Valdoco participa en la inauguración de la campaña Un juguete una ilusión

La Federación Valdoco participa en la inauguración de la campaña Un juguete una ilusión

El 29 de noviembre ha tenido lugar la presentación de la campaña Un juguete una ilusión 2023 de la mano de RTVE y la Fundación Crecer Jugando. Tras más de 23 años con esta campaña y 7.500.000 juguetes repartidos, buscan alcanzar la cifra de los 8.000.000. El año...