Innovar poniendo la cabeza, el corazón y las manos de Don Bosco

15 febrero 2018

Begoña Rodríguez

l

Más de 140 directivos de 34 colegios de la Inspectoría Santiago el Mayor han participado en la Formación de Pensamiento en Innovación Educativa.

El pasado fin de semana concluía en Mohernando (Guadalajara) la última convocatoria para equipos directivos sobre Pensamiento en Innovación Educativa (PIE) Esta propuesta formativa ha sido una apuesta de la Coordinación de Escuelas para dotar de sentido y estrategias la innovación pedagógico-pastoral que se ha planteado como necesaria en nuestros colegios. ¿Por qué innovar? ¿Para qué? ¿Cómo? Estas son algunas de las preguntas que han intentado responderse en las tres jornadas y que han abierto en palabras de Fernando García, coordinador de escuelas, “una red y una coordinación entre los centros que forman nuestra Inspectoría para poder llevar adelante un proceso sostenible de reflexión e innovación pedagógica. La colaboración con Escuelas Católicas y la puesta en marcha del equipo inspectorial de acompañamiento son dos estrategias para poder caminar juntos por la senda de la innovación desde nuestro patrimonio pedagógico y carismático salesiano.”

En total (sumando las convocatorias de León, Urnieta y Mohernando) han pasado por esta formación 140 personas y 34 colegios. El objetivo fundamental que se pretendía alcanzar era conocer en primer lugar qué se entiende por pensamiento en innovación educativa. Podemos definirlo como un pensamiento activo que nos invita a considerar y organizar la innovación educativa para mejorar desde nuestra identidad en un proceso continuo de evolución. Está centrado en la reflexión desde cuatro dimensiones de transformación paulatina: currículo, organización, espacios y roles. Pretende promover una reflexión-acción a nivel de cada centro para que se pueda planificar el cambio de una manera sistemática, partiendo del propio contexto.

A partir del diagnóstico de cada centro se estable una hoja de ruta pedagógica en la que se va creciendo. En esta tarea ayuda especialmente el equipo de acompañamiento que ha creado la Inspectoría Santiago el Mayor y que ya está apoyando a muchos colegios salesianos a poner en marcha su itinerario formativo en la actualización pedagógica. La función de este equipo, en palabras de su coordinadora, Irune López, es “ayudar a sistematizar lo que se está haciendo y ofrecer un marco de referencia común, un horizonte hacia el que avanzar. También posibilitar una red entre los colegios para compartir y caminar en la misma línea. Intentamos, además, relacionarnos con otras entidades externas que nos ayuden a clarificar nuestro proceso; pero, sobre todo, animar, apoyar, facilitar…”

En la formación propuesta han sido muy importantes las diferentes ponentes del equipo de formación de Escuelas Católicas: Mar Martín, Carmen González, Izaskun Gutiérrez y Loli García. Cada una de ellas ha tratado de transmitir los objetivos del PIE: “reflexionar sobre la innovación desde una realidad social, pero teniendo en cuenta el carisma salesiano y pensando hacia dónde tenemos que llevar a los colegios con esta innovación, desde una planificación institucional poniendo cabeza, corazón y manos.”  Para Mar Martín ha sido una formación en la que cabe destacar a “unos equipos directivos increíbles, grandes personas y profesionales que han entrado en una dinámica que no siempre es fácil. Se han parado a pensar y han salido conclusiones muy ricas; sin duda es el comienzo, esta formación va a funcionar muy bien porque se ha generado una red que lo va a hacer posible. Cada uno desde su realidad va a poder contar con el equipo de Inspectoría que podrá solucionar dificultades que surgen en el lugar de origen. Tener ese equipo va a hacer que esta formación funcione de verdad y que arraigue.”

Los participantes han destacado que queda mucho camino por hacer y se necesita tiempo, dedicación, entusiasmo… pero creen que el itinerario ofrecido es muy interesante y que es importante respetar el ritmo de cada centro, su propio proceso innovador, sin perder de vista la meta común: posibilitar una innovación cuya esencia sea el sistema preventivo y donde el protagonista sea el propio alumno y el modelo de persona que queremos conseguir. Loli García, de Escuelas Católicas, expresaba que la experiencia de la formación ha sido muy positiva, “la visión de los salesianos de unir a los distintos colegios, de intentar formar una red, compartir cómo están trazando sus caminos, cómo se están encontrando, qué dificultades tienen y juntos vayan dibujando esa visión, les va a llevar a esa innovación sostenible en continuo estado de crecimiento y mejora. Ha sido una experiencia formativa excelente por ver ese nivel de profundidad y de riqueza con el que han trabajado. Desde fuera, como persona que acompaña durante un breve periodo de tiempo, se puede observar que será un camino muy fructífero.”

CLAVES del enfoque en el PIE

  • Centrado en el alumno
  • Parte de la identidad
  • Abierto a la sociedad y al mundo. Educación transformadora.
  • Participativo. Busca la co-creación y  transformar la cultura de centro.
  • Enfoque de acción
  • Trabaja desde la cultura de pensamiento
  • Visual y tangible. Fácil de comunicar.
  • Da importancia al proceso, no sólo al resultado
  • Detrás del proceso hay personas
  • Evaluación permanente, para un crecimiento continuo. Innovación sostenible.

Algunos momentos de estos tiempos de trabajo desde ESTE ENLACE

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar…

ActualidadFamilia Salesianasmxssm
Los Salesianos Cooperadores de la Región Ibérica peregrinan a la tierra de San Francisco de Sales

Los Salesianos Cooperadores de la Región Ibérica peregrinan a la tierra de San Francisco de Sales

Un grupo de SSCC de la Región Ibérica, acompañados de José Antonio Hernández (SDB) y Mari Carmen San Miguel (FMA), además de algún otro miembro de la Familia Salesiana (Damas Salesianas y Antiguos Alumnos), ha recorrido del 1 al 6 de agosto los lugares de San...