La Granja Don Bosco, en Ambato (Ecuador), capacita a las mujeres indígenas en situación de vulnerabilidad y apoya a sus familias

16 marzo 2023

Bosco Global

l

El proyecto impulsado por Bosco Global ofrece formación agropecuaria a 50 familias que además de garantizar su propia seguridad alimentaria, comercializan el excedente de producción.

Para los salesianos en Ecuador el objetivo principal del proyecto es fortalecer las capacidades técnicas en producción agroecológica y nutrición saludable de mujeres campesinas e indígenas de los barrios periféricos pobres de la ciudad de Ambato, y de este modo, mejorar el acceso al derecho a una alimentación completa y saludable de la infancia y juventud de la Granja Don Bosco. El proyecto cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Málaga.

Kleber Sánchez, agrónomo técnico agropecuario del proyecto explica que «hace 3 años, en el inicio, las familias beneficiarias eran 25, pero que en el proyecto actual han pasado a 50, y la idea es que vayan en aumento y que las familias tengan más lotes de producción y ocupen todo el espacio de cultivo de la Granja Don Bosco.

En la actualidad, cultivamos granos andinos, arbejas, habas, hortalizas de la zona como col, papa nabo y nabo. También tenemos cuyes, pollos y cerdos. Esperamos que en un futuro no muy lejano podamos plantar árboles frutales. Queremos que la granja sea una unidad de producción completa y disponer de la canasta básica de productos agropecuarios».

Sánchez añade que «para ello es muy importante la capacitación que estamos impartiendo a las mujeres, primero de forma teórica y después aplicándola. Es fundamental el aprender-haciendo, de cara a fijar los conocimientos.

En nuestro proyecto, cada familia contribuye a la seguridad alimentaria, produciendo alimentos sanos para sus hogares y compartiendo y asociándose con las otras familias del proyecto en el intercambio de productos alimentarios de primera necesidad. Y con los excedentes de producción las familias se organizan y comercializan.

La creación de una Asociación y la satisfacción de las personas beneficiarias

«Después de un año de gestiones con el Ministerio de Agricultura ecuatoriano, hemos conseguido constituir una Asociación y estamos trabajando en la capacitación y en la obtención de varios certificados que nos avalen para poder entrar en los circuitos comerciales convencionales de la región y beneficiarnos de forma colectiva de todo el trabajo.

Marina Osuña, 50 años, una de las beneficiarias del proyecto conjuntamente con su familia, destaca que « lo que más valoro del proyecto es el trabajo en grupo, el apoyo económico, y la atención que recibe mi hijo de 8 años por parte de los Salesianos».

En este sentido, resaltar que el proyecto de la Granja Don Bosco realiza el registro continuo de peso y talla para el control del estado nutricional de las niñas, niños y adolescentes que asisten a la Granja, para constatar el impacto inmediato de la alimentación que reciben en la entidad salesiana todos los días y de la que reciben en sus casas, en razón de que los padres de familia tienen acceso a terrenos y animales menores de granja para producción agroecológica y pecuaria.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
Vivir dando gracias

Vivir dando gracias

A veces pensamos que nuestra vida cristiana es una forma de vida en la que cumplimos ciertos mandamientos, ritos y costumbres, y que al final nos llegará un premio. ¡Qué equivocados estamos! Vivir así la vida cristiana puede causarnos agobio, ya que por mucho que...