Puebla de la Calzada celebró el festival de música misionera junto a la Archidiócesis de Mérida-Badajoz

28 marzo 2023

Comunicación Puebla de la Calzada

l

Bajo el lema de “Sueña a lo grande” se celebró la XXXV edición del Festival de la Canción Misionera con más de 700 participantes

El sábado 25 de marzo tuvo lugar en la casa salesiana de Puebla de la Calzada la XXXV edición del Festival de la Canción Misionera, organizado por la Archidiócesis de Mérida-Badajoz. Bajo el lema «SUEÑA A LO GRANDE», este evento reunió a 700 personas provenientes de doce coros de diferentes colegios y parroquias de Extremadura e incluso de Andalucía. Entre ellos destacó el Coro Escolar Salesiano María Inmaculada, creado por la maestra de Música del centro y formado por cincuenta alumnos de Primaria y ESO.

Durante el festival, los participantes de los diferentes coros disfrutaron de una divertida gymkhana organizada en los patios, así como de una visita por la localidad. Tras una emotiva eucaristía y los últimos ensayos, se inició el repertorio de canciones, que se prolongó hasta el final de la tarde.

Desde la casa agradecen a la Archidiócesis, y en particular al sacerdote Don Fermín, por elegir la localidad y la casa para este evento tan especial. También quieren reconocer la colaboración imprescindible del Ayuntamiento de Puebla de la Calzada, así como a todos los colaboradores, participantes, asistentes y voluntarios, sin cuya ayuda no hubiera sido posible llevar a cabo el festival.

«Juntos se puede soñar y construir un mundo mejor si se es sal y se comparte el proyecto de Jesús».

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
Vivir dando gracias

Vivir dando gracias

A veces pensamos que nuestra vida cristiana es una forma de vida en la que cumplimos ciertos mandamientos, ritos y costumbres, y que al final nos llegará un premio. ¡Qué equivocados estamos! Vivir así la vida cristiana puede causarnos agobio, ya que por mucho que...