“La Cruz nos revela la belleza del amor”

5 agosto 2023

Salesianos Comunicación

l

Emoción y un intenso ambiente de oración marcaron la celebración del Vía Crucis, presidido por el Papa, en la Jornada Mundial de la Juventud.

El Vía Crucis llenó por completo el escenario alto de la Colina del Encuentro, que comenzó a cobrar vida desde la primera estación. Oración, testimonios y cantos llenaron los corazones de los peregrinos, mientras el frío escenario azul se llenaba de movimiento y color, danza e imagen, con paneles del sacerdote jesuita Nuno Branco.

El elenco del espectáculo lo formaban miembros de Ensemble23, un grupo de 50 jóvenes de 21 nacionalidades diferentes, que actúan en los actos centrales de la JMJ Lisboa 2023.

Cada estación, un tema diferente, elegido tras escuchar a los 20 jóvenes de los cinco continentes que forman parte del «Consejo Consultivo Internacional de la Juventud» del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, creado tras el Sínodo de 2018, cuyo tema fue «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional». Y ellos, entre las muchas heridas y fragilidades presentes en la vida de los jóvenes de hoy, eligieron las 14 sobre las que meditaron los peregrinos. Entre la multitud que llenaba el parque Eduardo VII, los 2.300 españoles del Movimiento Juvenil Salesiano.

Las dificultades de la vida terrena también fueron abordadas en el mensaje que presentó el Papa Francisco y que destacó a Jesús como «el camino», recordando que toda la vida pública de Jesús transcurrió viajando, yendo al encuentro de las personas que más lo necesitan, aquellas «que sufren y anhelan esperanza».

En palabras del Papa Francisco, “Jesús salió de sí mismo para venir a nuestro encuentro, se hizo hombre para caminar a nuestro lado. Y de nosotros sólo espera que abramos las ventanas de nuestra alma «a la plenitud de su vida y de su amor. Al final del camino, Jesús nos presenta «un nuevo comienzo, una resurrección sin fin”. “Miremos con confianza a Aquel que es nuestra paz”, concluyó el Papa.

La Misericordia cierra el ciclo de catequesis Rise Up

Por la mañana, los jóvenes de nuestras casas salesianas de España, junto con los demás peregrinos, participaron en la catequesis ‘Rise up’ (¡levántate!). Repartidos por parroquias, colegios, parques, los jóvenes fueron invitados a reflexionar sobre la Misericordia, releyendo sus vidas, en un tiempo de adoración, diálogo personal y reconciliación con Dios. 

«Levántate» es el nuevo modelo de catequesis de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). La edición de este año ofreció tres encuentros, uno por cada día, organizados en estrecha colaboración con el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en las mañanas de los días 2, 3 y 4 de agosto. Los temas elegidos fueron la Ecología Integral, la Amistad Social y, por último, la Misericordia.

Estos encuentros de reflexión y puesta en común tuvieron lugar en unos 270 espacios diferentes, en más de 30 lenguas. La parroquia de San Condestable fue una de estas sedes y acogió los encuentros de habla hispana. En esta parroquia confiada a los Salesianos, el último «Rise Up» fue organizado por jóvenes de la diócesis de Sacramento, California, y de la diócesis de Monterey, ambas en el continente americano.

La reflexión personal comenzó con el Evangelio de la curación del ciego Bartimeo (Mc 10, 46-52) y un pasaje de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium. A continuación, una joven pareja compartió su testimonio sobre cómo el perdón y el amor de Cristo les rescataron de una vida sin sentido. Tras un momento de reflexión personal, a partir de la pregunta «¿Quién fue la persona que te invitó a este encuentro con Jesús?», siguió un momento de Adoración Eucarística.

La mañana terminó con la celebración de la Eucaristía presidida por Mons. José Romero, Obispo de la Diócesis de El Tigre, Venezuela.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
Vivir dando gracias

Vivir dando gracias

A veces pensamos que nuestra vida cristiana es una forma de vida en la que cumplimos ciertos mandamientos, ritos y costumbres, y que al final nos llegará un premio. ¡Qué equivocados estamos! Vivir así la vida cristiana puede causarnos agobio, ya que por mucho que...