Presencia salesiana en el Congreso “La Iglesia en la Educación”

26 febrero 2024

Salesianos Comunicación

l

El pasado 24 de febrero tuvo lugar en Madrid el Congreso “La Iglesia en la Educación, presencia y compromiso” organizado por la Conferencia Episcopal Española (CEE) y en la que han participado varios representantes de las Escuelas Salesianas.

Este congreso se ha estructurado en dos partes: la presentación de los paneles de experiencias que se han desarrollado de forma online desde octubre de 2023 y el propio Congreso que tuvo lugar en la Fundación Pablo VI y en el recinto ferial de IFEMA en Madrid, el sábado 24 de febrero.

Los salesianos han colaborado en el equipo motor de la Formación Profesional con la participación Miguel Esquiroz, director-gerente de la Fundación Tech Don Bosco de Salesianos Santiago el Mayor.

En el marco de esa colaboración, en el panel de octubre sobre Formación Profesional, Manu Iribarren, coordinador general de Pastoral de Salesianos Pamplona, presentó la experiencia del centro navarro: “Los Jóvenes, nuestros protagonistas”.

Por otra parte, dentro del panel de experiencias de Colegios con Ideario Cristiano se ha presentado la experiencia realizada por Jóvenes y Desarrollo y la Fundación Bosco Global: “EnRÉDate por la interculturalidad. Ciudadanía transformadora promoviendo comunidades educativas juntas, pacíficas e inclusivas para el 2030”. En la página 61 del siguiente documento, donde se recogen todas las experiencias, se explica esta iniciativa.

En la imagen, de izquierda a derecha: Óscar Bartolomé, Pietro Fabris y Miguel Esquiroz

Para el Congreso, en Madrid, se ha contado con la ponencia de Piero Fabris, director ejecutivo de Don Bosco Tech Europa quien, al finalizar su intervención preguntaba:

“Don Bosco decía que en sus escuelas deben formarse buenos cristianos y honrados ciudadanos, pero si para aumentar cada vez más las habilidades técnicas los Estados nos piden que dediquemos menos tiempo a la formación humana ¿estamos seguros de que realizaremos nuestra obra educativa de la mejor manera posible?”

Dejando abierta así una puerta al debate.

Participación y propuestas

Entre los participantes, en torno a 1.000 personas entre ambas sedes, además de la presencia de Miguel Esquíroz y Piero Fabris se contó con la presencia de Óscar Bartolomé, coordinador de Escuelas de Salesianos Santiago el Mayor y coordinador de las Escuelas Salesianas para todo el territorio español. Tres profesores del Centro de Estudios Superiores CES Don Bosco: Antonio Caño, Rubén Iduriaga y José Luis Guzón, quien además participaba en calidad de delegado episcopal de enseñanza de la archidiócesis de Madrid; Mónica Ferrero, coordinadora de pastoral de Salesianos Lugo y Diego Pérez Ordóñez coordinador de deportes de la inspectoría Salesiana María Auxiliadora.

Los asistentes al Congreso se distribuyeron en los grupos de los paneles entre la Fundación Pablo VI y el recinto ferial de IFEMA. Al comienzo del día recibían el saludo del presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Omella quien leyó a los congresistas el mensaje que el propio Papa Francisco había escrito para ellos.

“Durante la mañana del sábado, después de los saludos iniciales, abordamos diversos retos para la educación. Con la intervención de diferentes personas y posteriores ecos de dichas reflexiones de los ponentes. Con todo lo expuesto seleccionamos algunos desafíos (provenientes de los paneles trabajados desde octubre) que para finalizar el trabajo fuimos votando. Fue un trabajo interesante que dará pistas de colaboración y enfoque”, afirma Óscar Bartolomé.

Diego Pérez Ordóñez, coordinador Inspectorial de deportes de Salesianos SMX completa:

En mi caso me inscribí en el ámbito no formal (por aquello del deporte) y aunque se habló poco de deporte en sí, como era de esperar, sí fue una mañana enriquecedora, de compartir y de escuchar las dificultades que nos encontramos a la hora de decir: SOMOS IGLESIA, en cada uno de estos ámbitos.

Destacar algunas ideas como la de salir sin miedos al exterior, con voluntarios para ejercer la acción pública de la iglesia. Si lo hacemos así seremos responsables en nuestra acción pastoral. Y constatar que en el ámbito no formal (en el deporte, en sus grupos de fe, en un voluntariado, con su equipo,…) se produce un importante impacto educativo. Algo que hace reflexionar sobre la idea de no dejar a empresas externas, no conocidas y sin identidad cristiana la gestión de estas actividades extraescolares. Los centros escolares y congregaciones tienen que llevar las riendas de estos tiempos no lectivos.

La tarde se dejó para la escucha de tres profundas intervenciones del Cardenal José Tolentino, Prefecto del Dicasterio para la Cultura y la Educación; Fernando Reimers, director del programa de maestría en Política Educativa Internacional de la Universidad de Harvard y Consuelo Flecha, catedrática emérita de Historia de la Educación de la Universidad de Sevilla.

 

Síntesis de los paneles

Se cerraba el día con la presentación “de una forma amena y visual, muy bien cuidada”, explica Bartolomé, la síntesis del trabajo de cada uno de los 9 paneles trabajados: Colegios; Profesorado de Religión Católica; Profesorado cristiano; Centros de Educación Especial; Centros de Formación Profesional; Universidades y Centros Universitarios; Colegios Mayores y Residencias Universitarias; Educación no formal, voluntariado, tiempo libre y proyectos culturales y Parroquia-Familia-Escuela. En breve se hará pública en la web del Congreso la síntesis de todos los paneles.

“Finalizamos con un momento de oración presidido por el cardenal de Madrid. Resultó una interesante jornada, con mucho contenido y desafíos por delante”, indica Óscar Bartolomé.

En la conclusión, Alfonso Carrasco, Obispo de Lugo y presidente de la Comisión episcopal para la Educación y Cultura afirmaba:

La puesta en práctica de las grandes afirmaciones pedagógicas, de los grandes consensos educativos, que siguen existiendo, es siempre un arte no fácil, pide dedicación, estudio, formación continua. Y exige siempre diálogo, un debate abierto, el esfuerzo y la contribución de todos.

Sabemos que un deseable pacto educativo global será posible sólo reconociendo la centralidad de la persona, y por la vía de la escucha mutua, del respeto de todos los protagonistas y responsables de la educación, y de la colaboración leal en el marco de nuestra sociedad y de su legislación. También a ello desea contribuir este Congreso.

La presencia y el compromiso de la Iglesia en la educación tiene ya una tradición secular. Queremos seguir manteniéndola en el presente y para el futuro, por el bien de nuestros hijos e hijas, pero también de toda la sociedad, confrontada a desafíos antiguos y nuevos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

BlogsLas cosas de Don Bosco
La sotana

La sotana

Nací en el taller de sastrería del maestro Andrea Fanelli de Chieri; sastre de las sotanas que visten los seminaristas por vez primera. Prontamente fui instruida en la alta dignidad a la que había sido llamada. En una habitación llena de bobinas de hilo negro,...