La Facultad de Teología de Sevilla acoge la II Jornada de Deporte y Fe

8 abril 2024

Salesianos Comunicación. Fotos: Iñigo Chalezquer

l

El ABC de Sevilla del sábado, 6 de abril, titulaba el reportaje de la jornada: “A Dios por el deporte”, resumiendo de esta manera los testimonios de los participantes en las mesas redondas y ponentes, quienes hablaron desde sus experiencias en el deporte profesional, en el de alta competición y el deporte educativo.

La Facultad de Teología San Isidoro de Sevilla ha acogido, los días 4 y 5 de abril, Ia II Jornada Deporte y Fe, que ha organizado la Archidiócesis de Sevilla en colaboración con la Congregación Salesiana, siendo el motor de la misma la Pastoral del Deporte de la Conferencia Episcopal. Toma el relevo de la organizada el curso pasado en Salesianos Pamplona. Carlos Ballbé, responsable de este departamento en el organismo del episcopado español dio la bienvenida a los participantes, expresado su confianza en que estas jornadas deriven en una extensión de estas delegaciones diocesanas en las diócesis españolas. Por su parte, Salvador Diánez, vicario de Pastoral Social, señaló que desde la Iglesia “queremos seguir apostando por el compromiso en el deporte. El deporte vivido desde la fe nos ayuda a vivir las virtudes cristianas”.

Cerca de un centenar de asistentes, de los que cerca de 30 provenían de ambientes salesianos, han participado en esta jornada dirigida a los agentes relacionados con la Pastoral del Deporte: profesores, entrenadores, catequistas, seminaristas, sacerdotes, deportistas y cualquier persona implicada en el ámbito educativo-deportivo. También se contó con dirigentes, técnicos y deportistas de reconocido prestigio.

La fe en el deporte profesional

La primera mesa redonda “Cómo vivir la fe en el deporte profesional” contó con las intervenciones de los exfutbolistas Juan Carlos Unzué y Javi Varas, así como el árbitro de Primera División Jorge Figueroa Vázquez, éste último antiguo alumno del colegio de las Salesianas en Nervión.

En su intervención, Unzué, explicó el proceso de la ELA, enfermedad que padece y que le mantiene en silla de ruedas, y aprovechó para hacer un llamamiento a los poderes públicos: “No podemos permitir que haya personas que, queriendo vivir, se sientan obligados a morir por un problema económico, porque sienten que está arruinando a sus familias”. Juan Carlos Unzué, que desde que conoció que sufría ELA vive con la misión de mejorar las condiciones de las personas que la sufren, a quienes considera su equipo, afirmaba: “el deporte me ayuda a llevar la enfermedad como la llevo, pero, apuntaba, no hay que ser deportista profesional para tener una gran actitud ante la ELA”.

Valores cristianos en el deporte

Por su parte, Jorge Figueroa Vázquez expresaba su deseo de “humanizar más la figura del árbitro, destacar nuestra faceta personal”. Relatando algunos episodios personales y familiares derivados de su actividad arbitral, afirmaba que no son tan extraños los gestos que evidencian la identidad y práctica religiosa de los deportistas. Algo que corroboraba, Javi Varas, con algunas de sus intervenciones.

De entre los valores asociados a la práctica deportiva, Unzué explicaba que, en muchas ocasiones, echaba en falta cierta humildad. Ha agradecido los valores que el deporte le ha aportado “de forma inconsciente”, pero ha apuntado que “la humildad para mostrar nuestra debilidad” es algo que hay que inculcar desde los vestuarios.

Superación e integración

La segunda mesa redonda de la jornada se centró en la superación en el deporte y contó con las intervenciones del maratoniano José M. Roas, el nadador paralímpico Paco Salinas, y los componentes del equipo del Nastic de Tarragona en la Liga Genuine Rubén Cano y Álvaro Almazán.  Roas que corre maratones junto a su hijo Pablo, con parálisis cerebral afirmaba “Pablo es una bendición en sí mismo, porque es la experiencia de que Dios existe y nos sostiene”.

Por su parte los componentes del equipo del Nastic en la Liga Genuine mostraron la trayectoria que los ha llevado a dedicar su tiempo a esta experiencia novedosa en la que están implicados ya un millar de personas. Paco Salinas ha relatado la exigencia que comporta el entrenamiento al más alto nivel dentro de las modalidades paralímpicas, y reconocía que la fe le da fuerzas para seguir adelante: “La fe es la seguridad de lo que esperamos, la firme convicción de lo que no vemos”.

Las dos mesas redondas fueron moderadas por Paco García Caridad, periodista deportivo con una dilatada experiencia profesional, actualmente colaborador en el programa “El chiringuito de los Jugones”.

Práctica deportiva y vida de fe

Javier Tebas, presidente de La Liga, ha cerrado la jornada inaugural con una ponencia en la que ha relacionado la práctica deportiva, la exigencia que comporta, con los compromisos que se derivan de una vida de fe. Para ello se ha servido de la primera carta de San Pablo a los Corintios: “La vida es una carrera espiritual, y hay que poner todo el esfuerzo posible”. En esta línea, ha explicado por qué el deporte es comparable a la trayectoria de fe: “La fe se entrena también, con el cumplimiento de los mandamientos”.

Entre los asistentes a esta sesión inaugural se encontraban representantes de los dos equipos de fútbol de la ciudad, el presidente del Sevilla FC, José María del Nido Carrasco;  el director de Relaciones Institucionales del Real Betis, Rafael Gordillo y Minerva Salas, concejal del Ayuntamiento de Sevilla, delegada de deportes.

Educar en la fe a través del deporte

Para el 5 de abril, viernes, estaban programadas dos mesas redondas más y una ponencia final. La jornada comenzaba a las diez de la mañana con una mesa redonda sobre cómo se puede educar en la fe a través del deporte, en la que intervenían la Hermana Guadalupe Escudero, consagrada en la Orden de Vírgenes, encargada de la casa de Espiritualidad del Monaterio de Zamartze en Navarra y montañera; el coordinador de Deporte de Escuelas Católicas Sevilla, Manuel García; y  Gema Saez, Profesora titular de Baloncesto en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid y directora del Grupo de Investigación “Deporte y Hecho Religioso” en la misma universidad.

El coloquio, enfocado principalmente a entrenadores deportivos y docentes, estuvo moderado por Gabino Carmona, «Coach» deportivo y director de “Talent Executive Coaching”, un programa de procesos de “coaching” para entrenadores, equipos y jugadores profesionales y de deporte de base. Profesor en ESO y Bachillerato en Salesianos Cordoba . Gabino fue, además, el maestro de ceremonias de toda la jornada.

Los tres intervinientes aportaron como ellos mismos han vivido sus inicios en el deporte y enumeraban algunos de los valores que les ha enseñado para la vida: constancia, disciplina, compromiso, responsabilidad… En esta línea, todos han remarcado que “el deporte es una herramienta para formar a las personas” y han defendido la figura del entrenador como “vital” para el alumno. Por ello, insistían, “es importante ser coherentes, porque los entrenadores son referentes de los jóvenes deportistas».

La Hermana Guadalupe, que compitió en escalada deportiva antes de ser religiosa y que llegó a escalar el Himalaya, destacaba cómo la montaña “me ayudó a ser humilde y a confiar en la Providencia”. Por su parte, Manuel García presentó la iniciativa de los juegos deportivos escolares, que vienen celebrándose entre centros concertados católicos desde hace varias décadas y en los que solo el año pasado participaron más de 5.000 menores.

Finalmente, Gema Saez, resaltó cómo el deporte aporta un gran “sentido de pertenencia” y “es una forma de entender la vida de forma integral”. Asimismo, invitó a los docentes y colegios católicos a no separar la pastoral de la práctica deportiva.

En la segunda mesa redonda, también moderada por Carmona, intervinieron José María Villalón, doctor del Atlético de Madrid; Rafa Cervera, de NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano) en España; José María Durán, ex-CEO del Español, el Getafe y el Mallorca; y Quico Catalán, vicepresidente de LaLiga.

Tras ofrecer un breve testimonio de su vida de fe, propusieron vivir “con autenticidad” en todos los ámbitos de la vida, también el deportivo. Con sus anécdotas en los vestuarios de los grandes equipos del fútbol español han evidenciado como la práctica religiosa es habitual entre los deportistas y cómo es, además, respetado por el resto de los jugadores. En este sentido, hacían hincapié en que “el deporte es un gran compañero de vida, lo consumimos y practicamos a diario. Por eso es una gran herramienta para transmitir la fe y los valores”. A esta reflexión, añadían que los deportistas de élite tienen una responsabilidad con la sociedad y “deben ser referentes morales, dar buen ejemplo social”.

Cerraba la Jornada ponencia del deportista paralímpico de natación Enhamed Enhamed,  quien hizo un breve recorrido por su historia de superación tras perder la vista. Al respecto, invitaba a vivir desde el agradecimiento, a pedir ayuda a los demás cuando lo necesitemos y a confiar en Dios.

Mostraba a los asistentes que no ha sido un camino fácil hasta que ha llegado a estos convencimientos. En un momento en que tocó fondo en su carrera deportiva buscó ayuda, empezó a aprender a preguntar, a buscar acompañamiento, algo que reconoció como importante.

“En ese proceso pasé de preguntarme porqué era ciego a para qué era ciego? El enfoque cambió totalmente”. Actualmente es psicólogo y se dedica al acompañamiento personal, a la actividad motivacional.

Este segundo día de las Jornadas de Deporte y Fe concluía con una Eucaristía en la capilla del Seminario presidida por el vicario episcopal de Pastoral Social de la Archidiócesis de Sevilla, Salvador Diánez.

‘Dios es deportista’

Durante la jornada Javier Trigo presentaba el libro ‘Dios es deportista’, con 20 historias que ilustran esta afirmación. “Dios ha querido que el hombre aprendiera jugando”, y “el deporte es un don de Dios que hace mejores a las personas”, son algunas de las máximas que ha defendido el autor. “El libro, explicaba, detalla qué dice la Iglesia sobre el deporte. La iglesia hace una llamada a los deportistas de alto rendimiento como ejemplos para la sociedad”.

Fundación Defe

Al finalizar el primer día de Jornada, Javier Trigo y Carlos Balbé presentaban en embrión de la Fundación Defe creada con el objetivo con el que nacieron estas jornadas: crear un foro de discusión y reflexión en el que surjan fórmulas y estrategias para trabajar con el deporte en el ámbito educativo, como herramienta para la pastoral en el deporte y, en último término, ser instrumentos y testigos de la transmisión de los valores cristianos a través de la práctica deportiva. Al mismo tiempo trabajará en conectar a tantas personas  e instituciones que ya vienen trabajando en la sociedad actual en el ámbito del deporte y la fe y pueda contribuir a reforzar lazos con los que impulsar con más fuerza diferentes iniciativas en este campo.

Torneo de fútbol en el Polígono Sur

Como cierre de la jornada el sábado, 6 de abril tuvo lugar el I Torneo Deporte y Fe en el campo de Sevilla 3000.

El torneo estaba dirigido a los más jóvenes de la Archidiócesis de Sevilla, niños y niños con edades comprendidas entre los 8 y 12 años. En el mismo se puso en relieve la importancia de la integración también entre los más pequeños.

Además, este torneo ha servido para dar visibilidad a la realidad del Polígono Sur, donde el párroco afirma que “a pesar de las dificultades no todo es negativo”. Diánez confía que el deporte y la fe sirvan para “ir rompiendo prejuicios que se tienen sobre esta zona de Sevilla, aun sabiendo que es una de las más pobres de Europa”.

Diego Pérez Ordóñez, responsable del deporte educativo para SalesianosSMX y miembro del Comité organizador de la II Jornada Deporte y Fe explica: “Unos 70 jugadores de los equipos del Polígono Sur: Vencedores 3000, Alalá, Parroquia Pio X, Centro Juvenil El Cotarro (Salesianos Jesús Obrero) y los invitados de los colegios Claret y Montaigne disfrutaron de una bonita mañana deportiva. Un magnífico encuentro de integración y evangelización a través del deporte en la Archidiócesis de Sevilla. Agradecer la colaboración de las fundaciones del Sevilla FC, Real Betis y Coca Cola, además del IMD del Ayuntamiento de Sevilla y la empresa Luis Losada”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

ActualidadEscuelassmx
La tercera edición del Premio Don Bosco Junior defiende la vida submarina

La tercera edición del Premio Don Bosco Junior defiende la vida submarina

Dentro del marco del Premio Nacional Don Bosco nació en 2022 el certamen ‘Premio Don Bosco Junior’, dirigido al alumnado más joven, que estén cursando de 4º a 6º de Educación Primaria o Educación Secundaria Obligatoria pertenecientes a colegios públicos, concertados o privados de la provincia de Zaragoza.