Primitivo Larumbe Urdangari, salesiano coadjutor (1932-2022)

3 noviembre 2022

Secretario Inspectorial

l

Tenía 90 años de edad y había cumplido los 69 de salesiano.

La Inspectoría Salesiana María Auxiliadora comunica que, a las 13:15 del jueves 3 de noviembre de 2022, falleció en la Infermeria Mare de Déu de la Mercè de Barcelona Martí-Codolar, el querido hermano salesiano coadjutor, don Primitivo Larumbe Urdangari. Tenía 90 años de edad y había cumplido los 69 de salesiano.

El viernes 4, antes del entierro en Mataró, la comunidad celebrará la misa exequial en Martí-Codolar.

Primitivo Larumbe nació en Goñi (Navarra), el 18 de julio de 1932. Ya con sus estudios de Carpintero Ebanista-Maestro Industrial, hizo el noviciado en L’Arboç y allí profesó el 31 de enero de 1953.

Los lugares en donde ha desarrollado su labor pastoral son estos: Barcelona-Sarrià (1953-57 y 1982-84); Barcelona-Hogares Mundet (1957-82) y Mataró (1984-2022). Desde el pasado verano se encontraba en la Infermeria Mare de Déu de la Mercè de Barcelona Martí-Codolar, donde ha fallecido.

Primitivo será recordado como buen salesiano, piadoso y muy trabajador.

Que el Señor Resucitado lo acoja con ternura, entre todos aquellos que han entregado su vida a la misión salesiana; y que María Auxiliadora, a la que tanto amó, lo acoja con el cariño de Buena Madre del cielo.

Que descanse en paz.

1 Comentario

  1. Salvador Gómez

    Gran maestro y persona, D.E.P.
    Salvador Gómez, n°241
    Hogares A. G. de Mundet.
    Oficial Ebanista-Carpintero 1969

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar…

Aprendiendo a vivirBlogs
Vivir dando gracias

Vivir dando gracias

A veces pensamos que nuestra vida cristiana es una forma de vida en la que cumplimos ciertos mandamientos, ritos y costumbres, y que al final nos llegará un premio. ¡Qué equivocados estamos! Vivir así la vida cristiana puede causarnos agobio, ya que por mucho que...